Skip to main content
10 pasos para comprender hablantes rápidos del idioma inglés y preparar el TOEFL

Si quieres superar la sección de Listening en el TOEFL, no basta con tener conocimientos de gramática y escritura en inglés, también necesitas desarrollar la capacidad de responder a las preguntas a partir de audios en los que un interlocutor habla sobre un tema. 

El desafío de esta sección consiste en captar la mayor cantidad de información posible, ya que solo tendrás una sola oportunidad de escuchar los audios. El panorama se complica más con la velocidad en la que habla interlocutor: si es lenta, te será más sencillo comprenderlo, pero si en cambio es rápida, podrías pasar por alto información clave y terminar completamente confundido o confundida. 

Si aplicamos esto a las pruebas de inglés, el examen TOEFL en Madrid no es la excepción. El ritmo y la velocidad de los interlocutores en cada ejercicio de la sección Listening, e incluso también en Speaking, variará mucho. Por tanto, tu tarea es esforzarte en la preparación para dominar la escucha en inglés al máximo nivel.

 

¿Tienes dificultades para entender a un hablante nativo del inglés? Sigue estos 10 tips para dominarlo

 

Como parte del curso TOEFL online desde casa, te damos 10 pasos que te ayudarán a comprender a los hablantes que poseen una velocidad muy rápida al momento de expresarse en el idioma inglés.

 

1. Conoce las reducciones del habla inglesa

Al igual que muchos estudiantes no nativos de inglés, lo más probable es que tiendas a pronunciar cada palabra con claridad para lograr una pronunciación perfecta, pero la realidad es que los nativos de habla inglesa no lo hacen. 

El idioma inglés hablado naturalmente contiene reducciones, que consisten en sonidos que cambian y desaparecen cuando se hablan a velocidad normal. Esto a veces hace que sea difícil de entender para muchos estudiantes.

Practicar la pronunciación con reducciones te ayudará a hablar de forma más natural y a afinar tu oído con mayor facilidad. Ejemplos de reducción de los sonidos en el inglés americano son ya (you), gonna (going to), wanna (want to) shoulda, woulda, coulda (should have, would have, could have), y dontcha (don’t you). 

Por ende, debes fijarte en la reducción para empezar a entender el inglés real. Para ayudarte, la academia de TOEFL en Madrid tiene a tu disposición ejercicios de audio de inglés en acento americano con diversas expresiones cotidianas, que al usarlas podrás ejercitar el TOEFL mediante la técnica Listening and Repeat.

 

2. Que el inglés en velocidad slow no sea tu salvación

Si quieres entender la forma en que hablan los estadounidenses, tienes que escuchar el inglés real. Muchos libros para estudiar el idioma te dan un audio que es lento, o claramente articulado. Sin embargo, en la vida real, ya habrás notado que es diferente, pues la gente no se expresa como en un libro. Es importante que practiques inglés de la forma cotidiana, popular. 

De hecho, si continúas enfocándote solo en el inglés lento, el único beneficio que obtendrás es el aprendizaje de vocabulario. Además, si inviertes tu tiempo escuchando este tipo de material, ¿cómo desarrollarás la habilidad de entender la forma en que los hablantes nativos hablan a velocidad natural? 

Así que, para practicar la comprensión auditiva del inglés hablado muy rápido, primero debes separar el aprendizaje del vocabulario de la comprensión auditiva. Usa material que tenga transcripciones completas, para que puedas leer al mismo tiempo que escuchas. De esta manera puedes comparar la palabra hablada con la escrita.

 

3. Deja que el idioma sea parte de tu vida

Muchos estudiantes buscan series de televisión y las películas para mejorar su comprensión del inglés. Sin embargo, no es suficiente. Debes esforzarte constantemente estudiando y con ejercicios de audio. Durante el día, hay muchas actividades que puedes hacer mientras mejoras tus habilidades de escucha del idioma: tareas del hogar, una rutina de ejercicios, entre otras. Estas tienen una cosa en común: no requieren concentración o pensamiento profundo.

Si sientes que casi todo lo que escuchas es muy difícil de entender, quizás tengas un vocabulario reducido, y por eso tienes problemas para captar el punto en la mayoría de las conversaciones en inglés. 

En ese caso, es recomendable que, además de escuchar en inglés, también leas. Esto te ayudará a aprender rápidamente palabras y frases de uso común en las conversaciones. Para obtener recomendaciones sobre qué leer, consulta con tus profesores del curso de TOEFL en Madrid, para que tengas idea de qué materiales contienen expresiones de uso común y frases idiomáticas.

 

4. Velocidad, acentuación y entonación

En la medida que avances en tu aprendizaje del inglés, debes ser capaz de adaptarte a las situaciones en las que es necesario hablar despacio, y otras que exigen un ritmo más rápido. Por supuesto, esto va de la mano con ser capaz de mejorar tu capacidad de escucha, para que te sea posible entender la velocidad con la que las personas nativas conversan. Decir cada palabra lentamente en las conversaciones puede hacerte parecer robótico. 

Para la acentuación, practica poniendo énfasis en una palabra en función de definir más acertada y directamente tu mensaje. En cuanto a la entonación, presta atención a la manera en que los nativos suben y bajan el tono en su forma de hablar. A través de la entonación podrás ver incluso la expresión de preguntas, negaciones o afirmaciones, así como también la expresión de la emoción del hablante (tristeza, severidad o sorpresa, entre otras).

 

5. Atención a las palabras e ideas que se repiten

Si estás escuchando a alguien que habla apasionadamente sobre un tema, probablemente volverá a sus ideas principales una y otra vez. Esta tendencia en el estilo de comunicación más típico en el inglés americano te ayuda a entender lo que el interlocutor va a decir, lo que dice y luego lo que repite una vez que termina. Centra tu atención en las palabras e ideas que parecen repetirse. 

Si no entiendes el punto al principio de la frase, intenta sintonizar tu oído con el mensaje clave. Puedes hacerlo preguntándote cuál es la idea o tema subyacente que escuchas a lo largo del discurso de la persona. No importa si te pierdes algunos detalles, siempre y cuando entiendas el significado subyacente.

 

6. Aprende nuevos sonidos por separado

Antes de que puedas escuchar y entender el idioma lo más cercano posible al nivel nativo, aprende sus sonidos. El curso de TOEFL online de EXAM Madrid Academy te brinda acceso a información sobre los diferentes sonidos del inglés y cómo pronunciarlos. 

Encuentra los más difíciles de entender o pronunciar y estúdialos con más detenimiento. Comienza por escuchar los sonidos más lentos, ya que puedes aprenderlos con mayor rapidez. 

Dedica tiempo a estudiar diferentes sonidos del idioma inglés. Escucha las grabaciones y compara la diferencia fonética entre las vocales y consonantes. También puedes buscar algunas palabras en inglés en un diccionario. Una vez que lo hagas, escucha la grabación del sonido y lee la transcripción al mismo tiempo.

 

7. Usa asociaciones de palabras

Aprender palabras a través de asociaciones es una forma muy útil y divertida de acelerar tu comprensión del inglés a velocidad rápida. Esta estrategia hace que sea más fácil recordar las señales que se parecen a la palabra que representan. 

Practícalo: cuando estés en tu curso de TOEFL online o fuera de clases de TOEFL en Madrid, prueba aprender palabras en grupos. Combina una palabra con una imagen, con nun movimiento o con otra palabra. Luego de establecer una conexión en tu mente, te será más fácil recordarla y la captarás rápidamente cuando escuches a un hablante nativo que se exprese en un ritmo acelerado de forma natural.

Intenta usar tus manos y tu cuerpo para mostrar el significado de las palabras que estás aprendiendo, al menos hasta que las recuerdes por ti mismo. Fíjate también en los gestos que hacen tus profesores americanos nativos del curso de TOEFL en Madrid al hablar.

 

8. Aprende frases, no solo palabras

Algunas palabras tienen un significado por sí mismas, pero este cambia cuando se combina con otras palabras. Al escuchar o leer una frase en inglés, se tiende a buscar estos grupos. Aprende cómo se usan las palabras en frases durante conversaciones en inglés. 

Una de las mejores maneras de mejorar tu comprensión auditiva es que prestes atención a la manera en que los hablantes nativos usan “trozos” de lenguaje. Trata de entender qué quieren decir con esos trozos o chunks sin reflexionar tanto en la gramática.

Los hablantes que poseen el inglés como lengua materna logran fluidez usando trozos de lenguaje que han usado muchas veces antes sin pensar en ellos.  Evita memorizar reglas gramaticales y listas de palabras de vocabulario aisladas. Más bien, enfócate en escuchar, absorber y repetir frases útiles en inglés que entiendas fácilmente. Al cabo de un tiempo, combina las que se te hacen fácil con otras nuevas que en principio encuentres difíciles. 

 

9. Escucha un mismo audio en inglés todos los días por una semana

Encuentra un episodio de una serie que te parezca interesante o entretenida. Asegúrate de que te guste realmente, porque te pediremos que lo escuches todos los días durante una semana. Escoge palabras o frases que sean difíciles de entender y búscalas en el primer y segundo día. Pausa el episodio y escúchalo de nuevo.

Después de un par de días, deberías ser capaz de escuchar estas palabras y entenderlas. Esta táctica también te ayuda a memorizar partes del episodio y predecir lo que el orador va a decir. El último día, descubrirás que puedes entender mucho más que cuando empezaste. En la medida que tu oído se ajuste al audio de este episodio en inglés, te será más fácil escuchar uno nuevo por primera vez. 

Ahora proyecta ese mismo resultado en el tiempo, a corto y mediano plazo. ¿Qué obtendrás? Grandes beneficios de comprensión auditiva, ideales para arrasar en el TOEFL Listening con la mejor nota. 

 

10. Concéntrate en la idea general y no en pequeños detalles

La habilidad para escuchar en inglés requiere la mayor concentración posible. Esto se debe a que, si no te concentras en lo que estás escuchando, puedes perder el mensaje central que se está comunicando. Peor aún, en la sección Listening del TOEFL no podrás volver a escuchar el audio para recuperar la información que has perdido o que no entendiste. Por todo esto, es primordial que te concentres en la idea general cuando escuches, y que evites distraerte con pequeños detalles.

La idea central tiene que ver con la información esencial del audio. Busca entender las palabras clave, ya que son esenciales al momento de resolver contratiempos de contenido que no hayas captado al escuchar el audio.

Así que no te rindas si no entiendes una palabra ocasional. Simplemente sigue escuchando la idea general, ya que, si la precisas, lograrás completar cualquier información que falte.

Las habilidades para comprender a nivel auditivo conversaciones rápidas en inglés toman tiempo para desarrollarse, y su éxito depende de diversos factores: tiempo que dediques al aprendizaje, cantidad de escucha que practiques y tu conocimiento profundo del vocabulario. La consistencia es la clave para mejorar la comprensión auditiva. Practica con los mejores profesionales en nuestro curso de TOEFL online, varía tus estrategias de aprendizaje e intercala estos tips en tu rutina.

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    13 + 3 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.