Skip to main content
25 Razones para Vivir en el Extranjero al Menos una Vez

“Todos los viajes tienen sus ventajas. Si el viajero visita países que están en mejores condiciones, él puede aprender cómo mejorar el propio. Y si la fortuna lo lleva hacia peores lugares, quizás aprenda a disfrutar de lo que tiene en casa”. Con esta frase, el poeta inglés Samuel Johnson abre el abanico sobre todo el provecho que se puede sacar de la experiencia de conocer un nuevo destino.

 

Descubre por qué es una excelente idea vivir en el extranjero… al menos una vez

 

Las razones para emprender una aventura fuera de tu tierra pueden ser varias: desde un trabajo, pasando por estudios, una decisión familiar o improvisto de última hora; de cualquier forma, encontrar un motivo para aceptar el reto de comenzar de nuevo una vida en otra ciudad o país es el complemento perfecto para iniciar.

Podemos estar hablando de un mes, una temporada o un año, los cambios que implican esta decisión se verán marcados de igual forma —tal vez en distinta intensidad— sobre todo cuando el viajero tiene la disposición de abrir la mente para sacar ventaja de cada momento.

Lo cierto es que una vez que atraviesas la zona de confort y comienzas a explorar el mundo, no habrá vuelta atrás, pues en cada paso también tendrás que adaptar tu vida, transformar lo desconocido en conocido, y así hasta convertirlo en tu hogar.

Empaca tus historias, los afectos y tu interés por conocer para que tu viaje sea ligero pero enriquecedor, una vivencia que te cambiará la vida de una manera única.

 

25 razones que te harán querer vivir en el extranjero

 

Si ya estás animado, pero aún quieres conocer cuáles son los beneficios que te dejará intentar este tipo de experiencias, aquí en nuestra academia de inglés en Madrid te presentamos 25 motivos para comenzar a vivir en el extranjero:

1- Intentar algo nuevo: Siempre estamos buscando la novedad, pero qué tal que eso nuevo implique un gran cambio que te invita al crecimiento y la realización personal, con maletas y una marca en el mapa. 

2- Hacer que las cosas pasen: Tomar la decisión de vivir en el extranjero y hacer tu maleta recarga de seguridad y firmeza lo que queremos para nuestra vida y cómo alcanzarlo, sin esperar que otros lo hagan por nosotros.

3- No tener excusas: A estas alturas ya habrás aprendido a suprimir las excusas para dar los pasos en el camino deseado. En tus próximas aventuras solo estarás dispuesto a conseguir motivación sin frenos.

4- Dirás adiós a la rutina: Al cruzar la puerta de tu casa, comienza lo desconocido y te aguardan costumbres nuevas. La rutina puede llegar a ser muy distinta y es lo que te motivará a hacer tareas diarias que nunca hubieses imaginado.

5- Adquirir habilidades: Todo lo que tengas que aprender de tu nuevo hogar se convertirá en habilidades para tu próximo trabajo, carrera universitaria o la vida en general. Vivir en un país con un idioma distinto te exige aprenderlo, también convivir con un nuevo sistema monetario te invita a entender economía; las rutas que debas recorrer, incluso si nunca habías viajado en tren, hasta cocinar platos con los alimentos locales.

6- Autoconocimiento: Al experimentar, comenzarás a reconocer muchas cosas que no habías disfrutado de igual forma que estando lejos de casa. Por ejemplo, al probar comida, los momentos a solas, los atardeceres y la música.

7- Mi hogar, tu hogar: Descubrirás que estar en casa es un estado mental  que va más allá de las cuatro paredes y el techo o una ciudad. Incluso, sentirás que el mundo es tu nuevo hogar y comenzarás a valorarlo y cuidar el ambiente.

8- Nuevas amistades: Encontrarás personas con quien compartir tus experiencias y nuevos intereses, incluso tendrás amigos de diferentes culturas a las que estabas acostumbrado, lo que te hará más receptivo frente a las diferencias.

9- Aceptar la diversidad del mundo: Esto lo lograrás por cuanto tengas la mente abierta a entender, aceptar y respetar que existen costumbres, sabores, creencias y culturas diferentes. De esta diversidad aprenderás casi todo durante tu estadía en el extranjero, incluyendo idiomas y gastronomía.

10- Serás más abierto a aceptar retos: A veces nos negamos a muchas oportunidades por considerar que los retos son malos o de temer, pero aprovechar alguno para demostrarnos a nosotros mismos las capacidades que tenemos, nos alimenta la confianza.

11- Capacidad para adaptarnos: Cualquier novedad puede resultar en una mejora a tu organismo o a tu personalidad. Las exigencias que te presenten las condiciones geográficas de la ciudad a la que te mudas, el tipo de alimentación, otros factores externos o tu propia forma de ver y asumir las cosas. Deberás adaptarte para sortear las situaciones nuevas día a día.

12- Mejor manejo de la incertidumbre: No saber lo que pueda pasar al principio, pero aun así enfrentarlo, fortalece tu capacidad de lidiar con lo incierto, a prepararte incluso ante cualquier posibilidad.

13- Desprendimiento: Seguramente no todo te cabrá en la maleta, por lo que aprenderás a ser selectivo con lo que consideras necesario, dejando de lado muchas veces el aspecto material para poder conservar recuerdos. ¡Poder decir adiós es crecer!

14- Calma el estrés: Vivir en el extranjero también te otorga el privilegio de sentirte en una especie de vacaciones, pues tu cerebro siempre estará explorando lo desconocido y sintomáticamente estará más relajado.

15- Mayor confianza y autoestima: Haber dado el paso, alcanzar estabilidad y tener prosperidad al vivir en el extranjero inyecta confianza en ti mismo y tus capacidades. Tus conversaciones serán más interesantes y ampliarás tu rango de experiencias.

16- No serás turista: Serás el que llegue a transformar el lugar en tu casa, sin estar detrás de una cámara o un souvenir, tampoco tendrás prisa por vivirlo todo de un solo golpe, pues gozarás de tiempo para experimentar con calma la ciudad mientras la vives. 

17- Amarás: La vida se tornará más intensa, ya que cada minuto es un buen momento para hacer valer la aventura de conocer. 

18- El valor de viajar: Después de probar la experiencia completa, querrás poner más sellos a tu pasaporte comprobando que el mundo está ahí para ser explorado.

19- Nueva visión de la vida: Compartir tu opinión  con otras personas te permitirá no solo exponer tus ideas, sino generar enfrentamiento de pensamientos distintos, encontrarte con otros ideales de vida y comprender que no todo es blanco o negro, sino que el mundo está lleno de visiones de acuerdo al lugar donde te encuentres.

20- Lograrás independencia: Tal vez estando en casa sentías que asumías tus responsabilidades, pero cuando vives en el extranjero dependerás de tu presupuesto, horarios y planes, lo cual no es negativo, por el contrario aprenderás cuales son las tareas que verdaderamente te llenan y necesitas cumplir en tu día a día.

21- Contactos para negocios: En el recorrido de tu nueva vida en el extranjero conocerás a muchas personas que poco a poco llenarán tu agenda de contactos, estos podrían servirte para próximos trabajos, materializar ideas o, sin ningún compromiso, acompañarte en un café.

22- Educación: A la hora de decidir vivir en otro país, también te planteas nuevas metas, una de ella podría ser los estudios. Esto podría salir bien ya sea que en la nueva ciudad la educación sea gratuita o de mejor calidad a la que acostumbrabas. Además podrás aprender o mejorar tus idiomas.

23- Una experiencia laboral que destaque: Para nadie es un secreto que un resumen curricular con alguna experiencia internacional suele ser un atractivo a la hora de contratar. Por ello, trabajar unos meses en el extranjero hablará de tus habilidades para decidir, asumir nuevos proyectos y otros aspectos de tu personalidad que te colocarán siempre un paso más adelante.

24- Valorar tus raíces: Sin lugar a dudas, al vivir en otro país tu mente buscará referencias de lo conocido, por lo que estarás recordando siempre el lugar de dónde vienes. Además es un tema del que siempre tendrás que hablar con tus nuevos amigos. Poco a poco te darás cuenta que el lugar en el que creciste forjó una buena parte de tu visión de la vida.

25- Siempre podrás regresar: Durante unas vacaciones de tus proyectos en el exterior, podrás regresar a visitar tu ciudad, tu hogar. Te sorprenderá ver que todo sigue igual con respecto a los cambios que has experimentado; esto debido al ritmo acelerado que implica viajar a lugares desconocidos. Te darás cuenta también que has simplificado la rutina, ya no consideras obligaciones tu responsabilidades y comprendes que la vida no se detuvo dónde la dejaste.

¿Ya decidiste cuál será tu destino? No olvides que la práctica hace al maestro, y cualquiera sea tu destino, enfócate siempre en dar el máximo en cada paso, vivir con intensidad e irse siempre por lo simple y ligero, con honestidad y carácter en la toma de decisiones, que es la mejor manera de alcanzar el éxito.

Si ahora estás listo para viajar y aún necesitas mejorar tu inglés o practicar con profesores nativos, contacta nuestras academias de inglés Exam Madrid Academy.

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    1 + 3 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.