Skip to main content
5 estrategias para leer más rápido en el examen GMAT

¿Es posible retener información suficiente en la prueba de lectura del GMAT antes que el tiempo acabe? Esta pregunta es una de las más comunes e importantes al momento de analizar la sección Verbal del test. 

Muchos estudiantes quedan exhaustos después de finalizar la parte de comprensión lectora, ya que deben probar su resistencia en el examen y sus habilidades del manejo adecuado del tiempo.

La respuesta al cuestionamiento inicial es positiva: si aplicas un entrenamiento constante y adecuado, podrás desprenderte de algunos hábitos de lectura inadecuados e incorporar técnicas más eficientes, que te permitirán aumentar tu concentración y comprensión. 

Sigue estas estrategias que te indicamos a continuación, para que puedas procesar más rápidamente los pasajes de lectura del examen GMAT y no pierdas tiempo valioso que te servirá para pasar con la mejor nota.

1. Elimina la subvocalización

La subvocalización es el hábito de repetir mentalmente las palabras mientras lees. Es decir, a medida que lees, vas pronunciando cada palabra por medio de una voz interna. Incluso, la vocalización puede ser muscular, que consiste en un leve movimiento de la lengua, los labios o las cuerdas vocales.

Es comprensible que este sea el hábito más difícil de dejar, y por ende, debes darle tiempo a tu mente para pronunciar cada palabra en el texto. Sin embargo, no necesitas pronunciarlas, sino percibirlas. A esta estrategia se le llama lectura visual. De esta manera, captas las palabras por su forma y sus bordes sin repetirlas mentalmente.

Un truco que te puede ayudar es escoger cualquier palabra y observarla por un momento en total silencio. Esfuérzate en solo mirarla y pensarla sin necesidad de pronunciarla. 

En las clases de GMAT en línea puedes comenzar por elaborar una lista de palabras y deslizar tus ojos de arriba hacia abajo visualizando cada una de ellas a una velocidad continua, sin intentar comprenderla. Esto te ayudará a fortalecer el canal visual y desarrollarás una rápida percepción.

Otro tuco es impedir el uso del canal auditivo mediante ejercicios de vocalización durante la lectura. Es decir, con la misma lista, recorre cada palabra de arriba hacia abajo mientras repites en voz alta la palabra “uno”. 

Mientras vocalizas la palabra “uno”, presta atención únicamente al movimiento de tus ojos y no te preocupes por entender las palabras. Solo trata de captarlas.

2. Evita las regresiones

Cuando lees, notarás que tus ojos se desplazan de lado a lado y cambian de línea. Sin embargo, hay ocasiones en los que te pierdes en la lectura, tus ojos retroceden y repiten la lectura de una palabra, una línea o un párrafo. 

Este hábito se llama regresión y es un gran obstáculo para la lectura rápida. De hecho, hay estudiantes que retroceden hasta tres o cuatro veces para releer el mismo pasaje por el simple hecho de que no lo entienden.

Eliminar este hábito requiere trabajar mucho en la concentración, no dejar que el entorno te distraiga y prestar atención a la lectura. Si aún estando concentrado no entiendes lo que lees, resiste la tentación de regresarte. Verás que si eliminas este hábito, tu velocidad lectora y concentración se desarrollarán efectivamente.

Para que puedas esforzarte en agilizar la lectura, trata de centrar tus ojos en grupos de palabras y no en palabras individuales. De esta manera, podrás percibir varias palabras en una sola unidad de significación, porque desarrollarás la habilidad de percibir las palabras clave de una frase. 

Recuerda que las palabras clave te ayudarán a extraer las ideas principales de los pasajes de lectura del GMAT y además, lograrás estructurar el tema central del pasaje.

Para lograr captar grupos de palabras, enfócate en el centro de cada frase sin mover los ojos a los lados. Puedes comenzar por grupos de dos palabras y aumentar progresivamente hasta cuatro. 

Con más práctica de lectura rápida en el curso de GMAT online desde casa, te será posible leer oraciones completas al primer vistazo y extraerás los significados que te conducen de forma directa a precisar las palabras clave.

3. Omite las palabras cortas e irrelevantes

No todas las palabras tienen el mismo peso en relevancia dentro de un texto, pues hay muchas de ellas que no aportan ideas acerca del propósito del párrafo. Estas palabras sirven para enlazar ideas, por lo que no necesitas invertir mucho tiempo en captarlas.

Deja que tus ojos se muevan a lo largo del texto sin darles importancia a estas palabras cortas y saca mayor provecho de la lectura enfocándote en las frases. Notarás que tu cerebro captará las palabras clave y las organizará de una manera fluida para comprender el significado del texto.

Al leer los pasajes del examen GMAT, verás que tu cerebro requiere una cierta cantidad de tiempo para procesar las palabras. Cuando son cortas puedes hacerlo más fácilmente, porque no requieren tanto esfuerzo de procesamiento y te ayudan a leer intuitivamente, provocando que tu cerebro ponga mayor énfasis en las palabras importantes.

El aspecto positivo de esta técnica es que no necesitas percibir cada palabra para entender el texto. Pídele a tu profesor del curso de GMAT online que escriba un párrafo corto y resalte solo las palabras en las que te debes enfocar. Una vez que tengas el párrafo, trata de mover tus ojos arriba y abajo enfocándote en las palabras clave para buscar respuestas, y no para entender las palabras.

4. Adelántate a la lectura

Una estrategia útil para la lectura y comprensión veloz en el test GMAT es analizar lo que vas a leer antes de comenzar. Intenta conocer la forma en que están organizadas las ideas antes de comenzar a leer, detecta el tema y los puntos principales y luego afronta el pasaje. Este conocimiento previo a la lectura ayudará a tu mente a sentirse a gusto para avanzar.

Puedes comenzar partiendo del título, para pronosticar las intenciones del autor y predecir el argumento a utilizar. Compara tus predicciones con el contenido del texto y verifica tus aciertos con el contenido. 

Notarás que el texto se torna interesante para ti y serás capaz de producir opiniones, conceptos y formas de aplicar lo aprendido en función de dar con la respuesta correcta en la sección verbal del GMAT.

A medida que leas, esfuérzate también por adelantarte a la lectura, anticipándote a algún significado relacionado con el tema, a alguna palabra o categoría sintáctica (verbo, preposición, sustantivo) o al vocabulario. De esta manera, puedes ir confirmando las respuestas correctas mientras lees.

Trata de deducir información implícita en el texto. Para ello, debes unir o relacionar las ideas expresadas por el autor e inferir el sentido adecuado de las palabras o frases ambiguas, para dar con la interpretación del pasaje. 

Una estrategia bastante efectiva para practicar en las clases de GMAT en línea es extraer ideas del pasaje que puedan funcionar como índice para predecir el contenido del texto, porque te ayudará a desplazarte por su estructura con mayor rapidez.

5. Prueba el dúo Skimming y Scanning

La técnica de skimming se refiere a la lectura rápida de un texto con el fin de obtener una visión general. En este caso debes comprometerte con no detenerte mucho para captar la mayor información posible. No se trata de que entiendas todas las palabras, sino de que captes lo más importante del texto.

Al aplicarla, debes verificar los títulos y subtítulos, y dar un vistazo a los párrafos para que te formes una idea sobre el tema e incluso puedas predecir el texto. Esta estrategia te ayudará a desechar las ideas irrelevantes, que no te conducen a responder acertadamente.

El scanning es una técnica de lectura más rápida que la anterior, en la que deslizas los ojos más a la ligera sobre el pasaje para buscar una información específica, como una palabra, una frase, una idea, una fecha o un nombre propio. 

Esta técnica requiere mucha concentración porque debes tener en mente el dato que estás buscando mientras recorres con mayor rapidez el pasaje y abarcas el mayor rango de lectura posible.

Para ello, trata de memorizar la imagen que transmite la palabra o el dato que debes buscar y tratar de encontrarla con un solo vistazo en el párrafo o pasaje. Una estrategia que puedes aplicar en el curso de GMAT online es practicar con listados de nombres, números de teléfono y fechas. Prueba buscar rápidamente la información que el profesor te indique.

Con estas estrategias dispones de un gran recurso para comenzar a practicar y desarrollar tus habilidades de lectura rápida en la academia de GMAT en Madrid. Todos estos elementos te conducirán a obtener excelentes puntajes en el examen. Puedes incluso utilizarlas para incrementar tu vocabulario del idioma inglés a una mayor velocidad y adecuarlas según tu propósito de lectura. 

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    1 + 6 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.