Skip to main content
Camino al TOEFL_ 6 maneras de romper el hielo en inglés

Durante toda mi vida he vivido varias mudanzas debido al trabajo de mi padre. Cuando era pequeña era muy común cambiar de escuela cada año escolar. Debido a esto me separé  de mi familia en Sevilla y me mudé a Madrid solo con mi hermana, donde comenzamos con nuestros estudios de pregrado y a prepararnos profesionalmente. 

Katherin (mi hermana) siempre soñó con vivir fuera del país, a mí la idea no me convencía del todo, pero la verdad es que quería una nueva carrera desde hace algún tiempo, plantearme nuevos retos y ¿qué mayor reto que cambiar de país, continente e idioma? Además Kathe puede ser muy persuasiva cuando se lo propone y estaba convencida de viajar a Estados Unidos y expandir su carrera profesional, en su caso haciendo una maestría, pero no quería hacerlo sola, la verdad es que siempre hemos estado juntas.

Otra verdad, aunque no me agrade admitirla, es que a ella se le dan genial los idiomas. También puede que haya influido un poco el hecho que se haya dedicado en cuerpo y alma a practicarlos, mientras que yo solo manejaba una parte del arte de comunicarse en otro idioma. Leer y escribir en inglés no era tanto problema, ¡el verdadero problema era hablarlo en la vida real! 

Así que para presentar el test TOEFL (requisito indispensable para estudiar en EE UU) tuve que esforzarme, hacer del inglés algo tan natural para mi cerebro como caminar o respirar. Por recomendaciones de algunos amigos que ya habían presentado la prueba, busqué una academia de TOEFL en Madrid y me fue de maravilla con EXAM Madrid, pero realmente mi problema era que tenía que practicar el habla del inglés en el mundo real y no siempre es fácil comenzar una conversación cuando no eres nativo del idioma, pero tenía algo a mi favor que mi hermana no tiene: me encanta conversar.

Aunque mi hermana debía de ser una ayuda por ser tan autodidacta con los idiomas, no lo era, realmente practicar con ella no me ayudaba porque era más callada que yo. Sin embargo, uno de los profes americanos nativos de EXAM Madrid, insistía en recomendarme que lo mejor era practicarlo iniciando conversaciones triviales en el día a día. Pero a veces puede resultar difícil y no sabes por dónde comenzar. Afortunadamente, con ese amor que tengo por conocer gente nueva, pude aprovechar mis conocimientos en el rompimiento de hielo para aplicarlo en mi aprendizaje del inglés ya que, aunque en otro idioma, la estrategia es muy similar. 

Si tú estás teniendo problemas para iniciar una conversación en inglés, por aquí te dejo algunas ideas sencillas junto a mis experiencias de cómo comenzar una conversación en inglés, espero te animes y te resulten de alguna ayuda. 

1- Preséntate

Aunque es la manera más obvia para empezar una conversación, es una vieja pero confiable forma de dar el primer paso. Además es la más fácil, solo necesitas un nombre (verás que este es un requisito indispensable) y algo de confianza para acercarte a una persona, decirle tu nombre y comentarle algo acerca de ti para que puedan preguntarte algo al respecto o te cuenten algo sobre ellos. Pero hay algunas cosas que tienes que tomar en cuenta, en realidad no puedes ir por la calle presentándote con todos, esto puede ser raro. Lo más ideal es hacerlo en reuniones, clubes o donde personalizar la conversación tenga relevancia.

Esta fue una de las primeras maneras que utilicé para comenzar conversaciones en inglés porque – aunque suene un poco loco – se pueden planificar hasta cierto punto antes de salir de casa. Una de las mejores experiencias en mi práctica la tuve antes de mudarme a EE UU, fue en una reunión de trabajo donde nos tocó recibir a unos compañeros de la sede de la editorial en Nueva York. 

Evidentemente como era un ambiente formal por tratarse de trabajo, ya estaba decidido a hacer una pequeña presentación un poco alejado de términos casuales, por eso lo primero que dije cuando me acerqué fue “Hello, my name is…” y a continuación le comenté en qué se basaba mi trabajo cuando estaba en Madrid. Con esta pequeña presentación se dio inicio a una idea de trabajo para mi viaje a Estados Unidos y lo mejor: ¡yo estaba hablando fluido!

Otra opción es intentarlo en la web, a través de redes sociales o plataformas, puedes conectarte con personas en tiempo real y tienes el consuelo que si sale muy mal ¡sólo tienes que cerrar sesión! Sin embargo, lo ideal es hacerlo en persona, eso te ayudará un montón para aprobar el curso TOEFL en Madrid

2- Comenta el lugar

Cuando hablamos con alguien en persona, todo lo que nos rodea son posibilidades para comenzar una conversación porque son cosas que ambos comparten y son generales, triviales. Esto te ayudará a estar preparado para hablar sobre generalidades y no quedarte encajado en el vocabulario de una sola área. En el curso de preparación TOEFL que tomé en Madrid, el profesor (muy dinámico) nos asignaba como actividades crear conversaciones improvisadas con los elementos que salieran sorteados en una ruleta digital, así que mientras practicaba para el TOEFL también conocía la utilidad de algunas apps, pero no todo es color  rosa.

Con ese ejercicio siempre voy a recordar una de mis peores experiencias, ese momento de cero creatividad y donde te abandona toda luz de conocimiento, sientes que estás en shock y simplemente ves tu mente en blanco, así me pasó en plena sesión de clases cuando el elemento seleccionado fue un afiche sobre anatomía del cuerpo humano. Lo cierto es que las ciencias de la salud – con anatomía incluida- nunca han sido mi fuerte, pero ¿en inglés? Ni de lejos. Toda la clase sin adentrar mucho pudo crear una conversación a partir de un afiche y yo era poco, por no decir nada, lo que aportaba. Ese día me di cuenta de dos cosas: definitivamente tenía que leer un poco sobre anatomía porque me lo debía, y de lo fácil que puede ser iniciar una conversación a partir de un elemento que esté en el ambiente. 

Con esta anécdota no pretendo asustarte, por el contrario, quise aprovechar la oportunidad para contarles parte de mis experiencias para el curso de TOEFL en Madrid y que tomes algún dato. Tienes que tener en cuenta que el TOEFL es una prueba general, evalúa la capacidad de comprensión y expresión con el inglés, así que mientras más amplio sea el vocabulario que manejes, más oportunidades tienes de aprobar con mayor puntuación.

3- Busca cosas en común

Encuentra algo que tengas en común con la otra persona, como mencioné anteriormente solo con estar en el mismo lugar ya es un adelanto, pero esto es un poco más personal. Cuando me mudé a EE UU aprovechaba la oportunidad de iniciar una conversación hasta en la parada de autobús o en la fila del supermercado. Había mejorado desde que aprobé el curso de preparación TOEFL en Madrid, tenía más confianza y tampoco tenía muchas opciones para comunicarme. 

Para comenzar estas conversaciones no hace falta presentarse al inicio, depende de dónde te encuentres y la actitud de la persona puedes comenzar con Whats brings you here? O si están en alguna fiesta puedes probar con intentar averiguar cómo conoce al anfitrión con How do you know the host?

Como plus te cuento que a Nathan, mi novio, lo conocí un tiempo después de llegar a Estados Unidos, fue en una librería y tengo que admitir que lo usé como conejillo de indias porque yo quería practicar con el tema de la literatura –fuera del trabajo– y el tenía un libro de Dan Brown, y yo he leído todos sus libros, así que me dije ¿qué esperas?, ya podrán imaginar que la conversación fue fluida y en el proceso surgió el amor. 

4- ¡Sé agradable!

Como diría mi mejor amiga “alimentar el ego siempre ayuda”, esta frase me parece un poco cruel y vanidosa, prefiero “aumentar la estima”. Lo cierto es que a todos nos gusta oír cosas agradables de nosotros, que reconozcan nuestro trabajo o simplemente nuestra ropa; así que si no conoces a la persona, fíjate en su atuendo y haz un comentario agradable acerca de su ropa o accesorios, es una forma segura de empezar una conversación.

Cuando estaba recién mudada a EE UU no tenía amigos y el tiempo libre de Kathe y mío no siempre coincidía, así que muchas veces me tocó –tristemente– ir sola al cine. Un día de estreno de una de las películas de Marvel, cuando estaba en la fila para buscar las palomitas de maíz, me fijé en una de las chicas que estaba en un grupo de personas hablando efusivamente acerca de los trailers, porque me di cuenta de la camiseta súper genial de The Avengers que tenía y no pude resistir el impulso de hacer un comentario como That t-shirt looks great! Where did you get it? Esa noche no tuve que sentarme sola a ver la película y ¡pude romper el hielo con otras personas!

5- Preguntas

Lo cierto es que todas las personas se dedican a algún tipo de actividad, disfrutan de un hobby o por lo menos tienen un trabajo. Entonces por qué no aprovechar la oportunidad y preguntar “So what do you do for living?”. Con esta manera de comenzar una conversación hay miles de posibilidades para abordar a las personas con diferentes temas, pueden ser tanto del ámbito personal como algo trivial del entorno. 

Por ejemplo, si estas en una fiesta puedes preguntar qué tal le parece el ambiente usando un What do you think about the party?

Con una pregunta puedes comenzar un diálogo casi con cualquier persona, pueden ser sobre arte si estas en un museo y si te interesa el tema. Tampoco hace falta que sean preguntas tan elaboradas, a veces lo mejor es una pregunta simple que permita una conexión y desarrollar una conversación casual. A veces comenzaba con un viejo cliché pero que suele funcionar: hablar sobre el clima, es un tema fácil y se mantiene en un terreno neutral. 

La próxima vez puedes probar con “It´s really cold today isn’t it?, obviamente recomiendo usar esto solo si hace frío, a menos que ya domines el sarcasmo en inglés y quizás hasta te robes una sonrisa. 

6- Habla, habla, habla

Estas son solo algunas ideas para que te atrevas a dar el primer paso para romper el hielo, poder practicar el inglés y comunicarte como todo un nativo. Lo importante es que no dejes de practicar en ningún momento. Además, no temas cometer errores, pues solo así podrás corregirte para que no vuelvas a repetirlos, recuerda la práctica hace al maestro, lo confirmo yo que me esforcé en la academia de TOEFL en Madrid y eso solo no bastaba, hasta que me animé a hablar en la vida real, donde al final es donde vas a necesitar de todas las habilidades. 

Por último solo me falta decirte que la clave del éxito de la conversación también se encuentra en saber escuchar para que puedas responder adecuadamente, esto te será de mucha ayuda para la prueba TOEFL. ¡Éxitos! 

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    4 + 1 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.