Skip to main content
Cómo aprender a memorizar más rápido con menos esfuerzo

Cómo aprender a memorizar más rápido con menos esfuerzo

Los estudiantes de idiomas se ven obligados a memorizar un montón de información. Por eso hoy queremos enseñarte cómo aprender a memorizar más rápido, porque hay varios trucos que pueden ayudarte a que todo lo que aprendas se te quede fácilmente.

Cómo aprender a memorizar más rápido

Aprende mediante imágenes

Nuestra memoria visual funciona bastante bien. Por eso, todos los conceptos que se apoyan en imágenes se aprenden más fácilmente. Por ejemplo, es más fácil recordar e significado de una palabra si la definición viene acompañada por una imagen. Recordamos mejor imágenes que palabras, así que asociar conceptos a imágenes es una de las técnicas de memorización más valoradas.

Repite (en voz alta)

Seguro que te ha pasado que tienes que leer algo dos o tres veces para entenderlo. Nuestro cerebro es algo tozudo y hay que repetirle las cosas varias veces para que se quede con ellas. De hecho la repetición es una de las técnicas básicas para memorizar. Y te lo repetimos las veces que haga falta.

Por cierto, que lo de repetir en voz alta no es capricho del maestro, sino que tiene truco. Diversos estudios han demostrado que recordamos algo mejor cuando lo leemos y lo escuchamos a la vez.

Usa acrónimos

Para memorizar larga listas de palabras nada mejor que usa los acrónimos. La teoría es fácil, si quieres recordar los elementos de una lista puedes por ejemplo crear una palabra con las iniciales de cada elemento. También puedes crear frases con las primeras letras de cada elemento.

Relaciona

No puede ser que cada cosa que aprendas esté aislada del resto como en distintos cajones cerrados bajo llave. Una de las claves de la memorización exitosa está en crear relaciones entre ideas. Por ejemplo, saber que las vacas comen hierba puede servirte para recordar cómo se escribe hierba en inglés cada vez que pienses en una vaca.

Metáfora

La metáfora no es otra cosa que coger un concepto complejo y simplificarlo. Así, cuando los niños nos preguntan de dónde vienen los bebés, en vez de contarles el proceso real usamos una metáfora para que puedan entenderlo mejor.

Hazlo divertido

Nada nos motiva más a memorizar algo que hacerlo por diversión. Puede que te resulte muy aburrido memorizar los diferentes tipos de saludo que hay en inglés pero te encante aprender los diálogos de Juego de Tronos en versión original.

Aprender a memorizar más rápido te servirá no solo para el estudio de inglés, si no para cualquier otra faceta de tu vida. Pon en marcha estos consejos y recuerda volver por aquí para comentarnos qué tal te han ido ;).

Share this post

Comments (0)