Skip to main content
Cómo practicar inglés conversacional face to face desde casa

¿Te has preguntado qué tan cerca estás de mantener el flujo de una conversación en inglés? Sea cual sea tu respuesta, para lograrlo solo tienes que ir un poco más allá de los role-plays que aparecen en los libros, para que no solo puedas hablar, sino también entender a tus interlocutores y hacer que el idioma forme parte de tu rutina diaria.

Al igual que cualquier idioma, el inglés es complejo, pero no imposible de adquirir. Al igual que aprendiste tu lengua materna, puedes guiarte por una gran diversidad de recursos disponibles en el curso de inglés online, y gradualmente ir incorporando los vocabularios que aprendas en conversaciones más profundas en distintos contextos. 

En EXAM Madrid sabemos que para alcanzar un nivel óptimo de inglés conversacional face to face solo tienes que seguir un plan estratégico, como el que ponemos a tu disposición en las clases de inglés desde casa. Sigue estas recomendaciones para lograrlo.

1. Aprovecha los niveles de conversación 

Objetivo número uno: hablar con otros compañeros y profesores mientras aprendes. No te limites con libros de gramática y lecciones convencionales, complementa lo aprendido en las clases de inglés online con conversaciones cotidianas, aunque te encuentres en un lugar geográfico diferente. 

Aprovecha la oportunidad que tienes en el área conversacional aumentando el tiempo de práctica del habla con un compañero de clases o con una comunidad de estudiantes, donde puedan conversar incluso sobre hobbies, rutinas diarias o sobre un libro que hayan leído.

Cada vez que termines una conversación, reflexiona sobre ella en cuanto a fluidez, nivel de comprensión, si te sentiste cómodo con el tema y con la cantidad de tiempo invertido al hablar en otro idioma, y qué palabras u oraciones nuevas aprendiste. De esta manera, podrás ganar mayor confianza y te plantearás objetivos para mejorar para la próxima vez que hables.

2. Prepara un mini speech

Es normal que cuando vayas a involucrarte en una situación comunicativa, por muy sencilla que sea, no sepas qué decir al inicio. Lo mismo sucede en tu lengua materna porque no necesariamente has tenido experiencia en todos los eventos comunicativos.

Una forma efectiva de comenzar es que primero, identifiques de qué se trata la situación en la que vas a hablar: cita médica, compras en el supermercado, aula de clases, discusión sobre un tema de trabajo. Estos son tópicos que puedes acordar previamente durante tu preparación con algún compañero o compañera de estudio, así como con uno de nuestros profesores americanos nativos, que te pueden acompañar en el proceso fuera de clase. 

Investiga el vocabulario relacionado con ese ámbito específico y explora algunas frases comunes que incluyan preguntas y respuestas, afirmativas y negativas. Anota toda la información que necesitas para llevar a cabo esa conversación. 

Puede ser un saludo (hello, how are you, how do you…). Incluye qué información quieres compartir y pedir. Repásala una y otra vez y también incluye frases clave que puedas utilizar cuando te quedes atascado, ya que de esta manera podrás darle continuidad a la conversación por mucho más tiempo. 

3. No uses Google translate

Es normal que cuando quieras comunicarte en inglés, las frases que quieres decir te vengan a la mente en tu lengua materna.  Por ende, el siguiente paso es averiguar cómo decir esas ideas en inglés. 

Para ello, busca recursos que hayan sido escritos originalmente en inglés y evita utilizar Google translate para preparar tu conversación. Si dependes del traductor automático, se notará que estás traduciendo mentalmente al hablar y no solo afectará tu fluidez, sino que vas a ver mayor interferencia de tu lengua materna.

Puedes utilizar libros que contienen frases cortas y específicas para diferentes contextos, los cuales te pueden servir de base para las frases introductorias. Incluso, puedes preguntar a tus profesores de la academia de inglés en Madrid sobre los recursos online que contengan frases adaptadas a tus necesidades de conversación. 

La idea es que no dependas tanto del traductor automático, porque no siempre te va a dar la solución idiomática que necesitas para comunicarte en inglés con naturalidad, y muchas veces se apega a la estructura de tu lengua materna que no siempre es la mejor alternativa para el habla inglesa, lo que te puede llevar a malos entendidos.

4. Practica la conversación contigo mismo

A partir de tu speech creado, practica esas frases y vocabulario conversando contigo mismo. Eso te permite visualizar tu conversación y ganar más confianza para cuando tengas que poner en práctica todo lo que hayas aprendido y tengas que hablar en una situación real. 

Al practicar la conversación contigo mismo podrás construir tu “memoria lingüística” sobre aquellas frases y vocabularios que necesitarás usar para hablar. 

También trata de aprovechar esta estrategia teniendo en cuenta que no necesitas ser perfecto. Solo inicia la conversación en las clases de inglés online sin importar que cometas errores. Concéntrate y apunta hacia el objetivo de conversar, así se activará tu mente para producir un mensaje de forma automática, sin meditar en reglas gramaticales o de pronunciación.

Hazte preguntas imaginarias y trata de responderlas oralmente. No importa si tu pronunciación no es exactamente igual a la de un nativo. Simplemente enfócate en que tanto las preguntas como las respuestas que vayas creando en la autoconversación, sean claras y relacionadas con el tema global de la comunicación. 

Repite esta práctica por algunos minutos al día y ve aumentando la cantidad de tiempo a medida que te sientas más cómodo. Anota las palabras y frases que surjan en la conversación y que necesites aprender.

5. Enfócate en temas positivos que puedas manejar

En inglés puedes encontrar temas que se pueden convertir en escollos durante una conversación, ya sea porque son sensibles o porque tienen un vocabulario muy extenso que quizás no conozcas. 

Ejemplos de estos temas pueden ser política, religión o algunos tópicos que sean considerados en la actualidad como tabú (tabues and issues).  Si no dominas el vocabulario o cómo reaccionar lingüísticamente en un debate, es mejor evitarlos, ya que se puede dar lugar a una situación incómoda o desagradable.

Lo importante es que mejores la fluidez en inglés y disfrutes el aprendizaje para que pierdas el miedo de hablarlo. Juega a lo seguro enfocándote en temas sencillos y positivos como el clima, tu comida favorita, una tradición, deportes o vacaciones, ya que en estos temas se te hará fácil no solo hablar, sino mostrar interés hacia la otra persona, por lo que puedes terminar dominando la conversación sin monopolizarla.

6. Evita el exceso de preguntas cerradas (yes-no questions)

Las preguntas son la base para iniciar cualquier conversación. Sin embargo, el exceso de preguntas de sí y no (yes-no questions) suelen cerrarlas. Si deseas mantener la charla de inglés conversacional face to face, es cuestión de que replantees preguntas tipo “do you have siblings?” y hagas preguntas como “how many brothers and sisters do you have?”.

Haz siempre preguntas abiertas que inviten a elaborar más respuestas y a entablar una conversación. Si tienes dudas acerca de si una en particular mantiene o cierra la conversación, practica con los profesores de los cursos de inglés en línea desde casa. Nuestro team te ayudará a identificar la diferencia entre un cuestionamiento que se presta para la continuidad y otros que cumplen la función completamente opuesta, con ejemplos que podrás usar de referencia para diseñar tus propias preguntas.

Otra forma de comprender las características de una pregunta abierta es probándolas con un compañero, sin importar su nivel de inglés. La reacción que obtendrás es la que te dirá cómo resulta todo. 

Enfócate en que la pregunta que hagas lleve a que la persona piense y reflexione antes de responder, ya que eso da lugar a un intercambio de ideas. La conversación debe fluir de forma natural, que evidencie un compartir y no que se asemeje a un interrogatorio o entrevista.

7. Relájate 

Es natural que te sientas presionado en las conversaciones en inglés, pues tienes lidiar con las expectativas o el temor de cometer errores durante la interacción. Los profesores del curso de inglés online de la academia de inglés en Madrid siempre recomiendan evitar las expectativas, ya que es prácticamente seguro que te equivocarás. 

Esto es parte de la naturaleza humana. Recuerda que la idea de la conversación no es tanto que entables una amistad estrecha, ya que eso no determinará tu éxito en las conversaciones en inglés. Además, los errores son una excelente oportunidad de aprendizaje.

Una forma de relajarte es que antes de iniciar la conversación le pidas a tu compañero o profesor nativo que te corrija mientras hablas. De esta manera, no te sentirás avergonzado de cometer errores y te abrirás más al aprendizaje. 

Deja claro que tienes interés de aprender y que estás dispuesto a aceptar correcciones. Esta experiencia te ayudará a encontrar el equivalente en inglés de la frase que tenías en mente en tu lengua materna y que no pudiste conseguir por tu propia cuenta.

Otro truco que te ayudará a relajarte es tener en mente que hasta las personas que poseen el inglés como lengua materna cometen errores al hablar. Así que hazlo tanto como puedas, arriésgate a “adivinar” cómo se diría en inglés la idea que tienes en tu lengua materna y toma nota de las correcciones que te hagan. No dejes que el miedo te impida desenvolverte en el idioma. Dale rienda suelta a la lengua y deja que todo fluya. ¡Te deseamos mucho éxito! 

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    4 + 0 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.