Skip to main content
Cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal

Una de las claves para pasar con excelente nota el apartado de lenguaje en el test es saber cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal, no solo porque el tiempo es limitado en la sección, sino porque la meta ideal para todo estudiante es tener un desempeño óptimo, eficiente, veloz y fluido en cada parte del test, sin apresurarse excesivamente.

Para encontrar ese equilibrio casi perfecto es necesario dominar la presión que ejerce naturalmente el cronómetro, practicando la efectividad antes que estrategias trilladas que, muchas veces, en lugar de sumar, restan a tu desempeño.

Lo primero que debes saber es que el hecho de saber cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal no se trata de romper el récord mundial de velocidad en la aplicación de esta parte, sino que los segundos no te queden cortos, ya que es totalmente posible y muy realizable completar la sección Verbal de manera cómoda, fluida y sin mayores complicaciones.

En total, dispones de 65 minutos para responder 36 preguntas, que se reparten en las tres categorías principales de la sección Verbal, como lo son Reading Comprehension (Comprensión de lectura), Critical Reasoning (Razonamiento crítico) y Sentence Correction (Corrección de oraciones), por lo que si hacemos un cálculo por pregunta, tendrás menos de dos minutos para responder cada una.

Esencialmente, todo dependerá de lo metódico, equilibrado y eficiente que seas al responder las preguntas de GMAT Verbal, y en este artículo te explicamos cómo lograr manejar los tiempos a un nivel pro. ¡Vamos!

 

1. Empieza por leer cuidadosamente los pasajes

 

Muchas estrategias parten de escanear rápidamente los pasajes de lectura de la sección Verbal, especialmente en la subsección Reading Comprehension o Comprensión de lectura, para ahorrar tiempo.

Sin embargo, hacer esto puede que te obligue a volver al texto constantemente, una y otra vez, para recapitular elementos clave del pasaje de lectura que no hayas percibido ni retenido en tu escaneo primario.

Como consecuencia, terminarás retrasándote incluso más de lo normal. En cambio, si tu primera acción ante los pasajes es leerlo cuidadosamente, con calma, prestando atención y muy bien concentrado o concentrada, entonces captarás de qué trata todo a la primera, por lo que estarás mucho mejor preparado para leer la pregunta y evaluar las opciones de respuesta.

Es una aproximación estratégica que desafía a las soluciones más comunes, pero que está 100% comprobada. Prueba hacerlo durante tus sesiones de práctica y verás cómo tu nivel de comprensión auditiva aumentará eficientemente, pues tendrás una base de conocimiento mucho más sólida para asumir las preguntas y sus respectivas alternativas de respuesta, determinando cuáles son las opciones de respuesta que se asoman como candidatas fuertes a ser las correctas, lo que te conducirá a elegir la acertada con mayor seguridad.

 

2. Practica sin cronómetro ni límite de tiempo

 

Aunque uno de los métodos más efectivos para saber cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal es realizar simulacros en tiempo real del test, emulando sus condiciones verdaderas bajo un tiempo límite prestablecido, hay una excepción a la norma: cuando te estás preparando para el GMAT Verbal, estás atravesando un proceso de aprendizaje que puede verse interrumpido o malogrado si te pones limitantes como el tiempo.

En pocas palabras, cuando estás bajo la presión del reloj, tu cerebro no se libera ni se toma el tiempo de analizar cuidadosamente, con detalle, todos los elementos que conforman un ejercicio de GMAT, y esto aplica para todas sus tres subsecciones Comprensión de lectura, Corrección de oraciones y Razonamiento crítico.

Entonces, si en lugar de comenzar las sesiones de práctica con tiempo cronometrado, te das libertad de acción en tus ejercicios, seguro que será muchísimo más productivo, porque podrás aprender libremente, analizar a placer todos los elementos que conforman la subsección que estés estudiando, leer con calma, considerar todas las opciones de respuesta e indagar en el propósito de las preguntas.

Una vez que puedas decir con propiedad que dominas las tres categorías de la sección Verbal, que tienes la oportunidad de estudiar a fondo en el curso de GMAT online de EXAM Madrid Academy, estarás listo o lista para actuar de forma eficiente, rápida y fluida en el examen. Esto podrás verificarlo cuando posteriormente, realices simulacros en tiempo real, con el límite de tiempo establecido. Se notará el cambio y será muy positivo.

 

3. Atacar los tres problemas de manera contundente

 

Cuando decimos que hay “tres problemas”, nos referimos a que cada una de las subsecciones del apartado Verbal del GMAT poseen un objetivo principal. Esos tres objetivos son los que tienes que trabajar durante tu preparación con todo el desempeño posible. Conocerlos te ayudará a estudiarlos y a añadirlos a tu lista de habilidades.

En Comprensión de lectura y Reading Comprehension, las claves son la metodología de abordaje de las preguntas, es decir, tener claro qué hacer desde el primer segundo. Lo recomendable es concentrarte y leer bien, de entrada, el pasaje de lectura completo, sin saltarte por adelantado a las preguntas o a las opciones de respuesta.

Luego, trabajar en la identificación de las ideas principales y de los puntos clave que necesitas para acertar. Una vez lo tengas precisado, avanzar hacia la pregunta y sus alternativas, descartar rápidamente las que evidencien de manera más clara que poseen errores críticos y quedarte al menos con dos opciones para elegir una.

En Razonamiento crítico, al igual que en Comprensión de lectura, lo más importante es ser eficiente al momento de leer los pasajes y la información complementaria (que aparece en tablas, gráficos o listas) desde el primer contacto con el ejercicio, con pausa y mucha atención. Esto te permitirá evitar caer en la reiteración, que no tengas que estar releyendo una y otra vez la fuente de información. Así, tu abordaje será altamente eficiente, práctico y acertado.

Por último, en Corrección de oraciones, debes ir directo a trabajar en las diferencias notables que existan entre las opciones de respuesta, para determinar cuál es la que mejor cumple con los requerimientos de la oración incompleta, que la convertiría en su mejor versión.

Si te concentras en adoptar estas tres habilidades específicas, que cumplen un orden claro, podrás aproximarte cada vez más a la máxima eficiencia en tu aplicación para saber cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal.

 

4. Elimina el pensamiento previo y avócate directo a la solución

 

Otra de las recomendaciones más frecuentes que suelen hacerse para saber cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal, específicamente en Razonamiento crítico, es jugar a especular con la respuesta correcta desde tu propio criterio, una especie de prueba o desafío con el que sacas tus propias conclusiones de lo que has leído del ejercicio o de la pregunta, antes de leer las opciones de respuesta.

Se supone que, al hacerlo, verás que una de las alternativas se asemeja a tu análisis y entonces, por lógica, esa sería la respuesta correcta, o al menos la que deberías elegir. Sin embargo, esta estrategia es muy cuestionable, sobre todo porque hay otra mucho más simple y segura, con mayores porcentajes de eficiencia, que puedes aplicar.

Esta aproximación más eficiente consiste en hacer precisamente lo contrario: en lugar de pensar de manera previa, lo recomendable para este punto es que, luego de leer el pasaje de lectura, continúes con la secuencia en orden, leas la pregunta y sus respectivas opciones de respuesta. Luego de leer todo el ejercicio por completo, comienza a sacar conclusiones a partir de tu análisis, pero adaptándolo a todas las alternativas por igual.

De esta manera, estarás ahorrando tiempo valiosísimo que habrías desperdiciado siendo víctima de la confusión del pensamiento previo, que muy probablemente en lugar de ayudarte, termine enredando todo el asunto y condicionando tu elección.

 

5. Enfócate en lo que te pide el ejercicio y no en los detalles del pasaje

 

Los pasajes de lectura de la sección Verbal del GMAT tienen fama de ser un poco complejos en cuanto a los detalles, y es cierto. Muchos de ellos tienen exceso de información, más de lo que necesitas para responder, y además, se subdivide en distintas fases que atacan problemas diferentes o visiones diversas sobre el mismo tema.

Por tanto, uno de tus objetivos principales para saber cómo responder rápido en el examen GMAT Verbal es enfocarte específicamente en lo que te pide el ejercicio, y no en los detalles del pasaje de lectura. ¿Por qué suele suceder lo contrario? Porque cuando el alumno no está preparado para diferenciar y despejar la información relevante de la irrelevante, el tiempo se consume como un cigarrillo y los segundos no alcanzan.

En cambio, lo que debes hacer es buscar hacer que cada segundo valga. Al final, podrás ver que incluso te sobrará tiempo en la prueba. Entonces, concéntrate solo en lo que te pide resolver la pregunta y podrás avanzar sin problemas. Evita caer en las trampas intencionales de información extremadamente detallada, que en realidad es completamente innecesaria para los fines específicos de cada pregunta.

¿Ya estás listo para empezar a practicar? Recuerda apagar el cronómetro y hacerlo todo con calma, prestando atención a los detalles, pues en el curso de GMAT en línea de EXAM Madrid Academy es que tienes la oportunidad de aprender, y el día del examen, solo arrasar. ¡Buena suerte!

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    8 + 6 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.