Skip to main content
¿Cómo se evalúa la gramática en el TOEFL?

Si estás en un curso de preparación TOEFL, probablemente ya sepas que, como tal, no existe una sección dedicada completamente a la gramática en el TOEFL. Dicho está de sobra mencionar que esto no significa que no te evaluarán gramaticalmente hablando. Lejos de aliviarte, el no contar con un apartado específico puede ponerte aún más nervioso. 

 

Aunque no existe una parte explícitamente gramatical, ¿cómo es que te evaluarán? En caso de que estés en búsqueda de un curso TOEFL en Madrid, ya habrás investigado acerca de la prueba lo suficiente y sabrás que, en sí, tener una buena gramática se verá reflejado a lo largo de todo el test en tus respuestas. ¿Cómo? Esta se evidenciará en tu vocabulario, en tu redacción y en la manera de expresarte al hablar. 

 

Aprende las “excepciones a la regla” en la gramática para el test TOEFL

 

En este artículo te enseñaremos cómo es que se evalúa la gramática en el TOEFL, además de darte tips que te ayuden a mejorar tu gramática para obtener un buen resultado y tengas una base antes de ingresar a una academia TOEFL en Madrid.

 

¿Por qué aprender gramática para el TOEFL es difícil?

 

1- Las reglas son complicadas

 

Es una realidad: en inglés las reglas gramaticales son estrictas. Desde el uso de infinitivos, hasta saber en qué momento usar “who” y en qué momento usar “whom”. Incluso recordar que no tienes que terminar ninguna oración con preposiciones. 

 

Aprender las reglas resulta aún más complejo cuando existen palabras que suenan bastante similar entre ellas, cuando una belleza (pero también condena) del lenguaje es la polisemia (esto quiere decir que una misma palabra puede tener muchísimos significados) o cuando los conceptos más básicos no los has comprendido del todo (porque no todo el mundo tiene muy claro cuándo se debe usar she/I  o her/me)

 

2- A la gente no le gusta corregir ni ser corregida

 

Para empezar con este punto, te aseguramos que al entrar a un curso TOEFL en Madrid lo que nunca faltará será la retroalimentación y correcciones (en serio, nunca). Dicho esto, la realidad es que pocas veces una persona recibe bien cualquier tipo de crítica. Especialmente, cuando se trata de errores gramaticales, la excusa por excelencia es el “al final se entiende, ¿no?”. A pesar de ser una manera válida y sencilla de “zafarse” del problema, lo único que traerá consigo el usarla es no aprender, no reparar y, evidentemente, no construir desde los errores, sencillamente seguirlos cometiendo. De entrada, el primer contra sería obtener un puntaje menor en la prueba de TOEFL, el segundo contra preferimos verlo como un pro de saber recibir correcciones y aprender de ellas: destacarás al usar la gramática de forma correcta. 

 

Algo que no pasamos por alto es el hecho de que muchas veces la retroalimentación no llega de la mejor manera, por no decir que también existe desidia para corregir a alguien de tal manera que no sea pasivo-agresivo. 

 

Para poner un ejemplo, ¿recuerdas cuando querías pedir permiso para ir al baño y decías “Can I go to the bathroom, please?”. Te apostamos a que más de un profesor te contestó con un “I don’t know, can you?”. Para evitar esto, y que la parte de recibir una adecuada retroalimentación quede completamente bajo tu control, te recomendamos investigar a fondo los diferentes cursos TOEFL en Madrid. De ser posible, verifica opiniones, busca información de los profesores y elige una opción que realmente pueda corregirte de la manera y en el momento en el que sea mejor para ti y tu aprendizaje. 

 

3- La gente no suele respetar las reglas gramaticales

 

Como ya mencionamos, mientras se comprenda lo que se quiere expresar, en el habla del día a día no solemos prestar atención ni ser muy estrictos al respetar las reglas gramaticales. Si en la cotidianidad no lo hacemos correctamente, obviamente nos acostumbraremos a no seguir las reglas y a reproducir errores una y otra vez. El claro ejemplo lo vivimos en el lenguaje nativo: la mayor parte de la gramática la aprendemos en el uso diario, puesto que mientras más personal sea la lengua, la reconocemos de manera más natural. 

 

Cuando nuestros referentes cotidianos son equívocos, por supuesto que vamos a cometer errores, en muchas ocasiones sin darnos cuenta de que lo estamos haciendo mal. 

 

Aprender poco a poco a identificar estos errores, corregirlos y aplicar lo aprendido en nuestro entorno para que los demás lo mimeticen es una solución dentro del círculo cercano para mejorar en conjunto. 

 

4.- Las excepciones a la regla

 

Además de seguir al pie de la letra las reglas gramaticales y practicar cada una de ellas para tener éxito en el TOEFL, también debes saber cada una de las “excepciones a la regla”. Con estas excepciones nos referimos a todas aquellas formas, conjugaciones y usos de palabras que usualmente no se permitirían, pero que por una u otra razón, responden a reglas propias. A continuación te dejamos algunos ejemplos para que te acostumbres a identificarlas y aplicarlas correctamente.

 

  • Simple present

Usualmente esta forma gramatical es usada para hablar de hábitos o verdades generales:

 

He is a great dancer.

She wants to improve her English.

 

La excepción a esta regla ocurre cuando queremos describir actividades que han sido programadas para el futuro:

 

I have grammar exam tomorrow.

The TOEFL course begins next monday.

 

La gran diferencia, como ya habrás notado, es que el tiempo presente puede usarse para referirnos a eventos que todavía no ocurren, pero que ya están programados. 

 

  • Consonantes dobles

 

Cuando una palabra termina en consonante y necesitamos añadir un sufijo, suele ser confuso el saber si debemos poner doble consonante o sólo dejarla una vez. 

 

La regla nos dice que la consonante final solamente debe duplicarse en dos casos: cuando una sola vocal preceda a tal consonante (drop/big); cuando la última sílaba es la acentuada o nos encontramos con palabras monosilábicas. Para comprender las excepciones, debemos conocer ambas reglas, puesto que una absorbe a la otra. En el caso específico de palabras como “benefit” que cumplen con las características el primer parámetro, NO cometas el error de duplicar la consonante. Esta palabra lleva el acento en la primera sílaba, por lo que, al agregarle cualquier sufijo, deberá mantener una sola consonante: “benefited”. 

 

  • La “e” silenciosa

 

En inglés la mayoría de las palabras que terminen en “e” no requieren pronunciar tal letra. En general, la “e” sirve para definir el sonido de la letra que le precede. Por ejemplo en “date”, “done”, “make” y “breathe”.  La excepción a la regla ocurre con palabras provenientes del francés. Tal es el caso de una palabra que te será muy fácil reconocer: “fiance”. Usualmente este tipo de palabras llevan una tilde en su idioma original; por lo cual, al usarlas en inglés, en lugar de llevar la tilde, se pronuncia la e. Algunos otros ejemplos de esta excepción son: “recipe”, “macrame”, “risque”. 

 

  • Puntos al final de oraciones

 

Si bien agregar un punto para terminar las oraciones es una regla básica dentro de los signos de puntuación en prácticamente cualquier idioma que use nuestro alfabeto, no siempre deberás poner un punto final antes de comenzar otro párrafo. 

 

El ejemplo más claro lo encontrarás en los listados. Al definir acciones a seguir, por ejemplo, no es necesario que finalices con punto antes de escribir la siguiente instrucción, incluso si se trata de oraciones completas. A continuación te dejamos un ejemplo. 

 

To be part of our community, follow the instructions as follow:

 

  1. Write your name
  2. Submit your email
  3. Create a user and a password
  4. Select your avatar
  5. Welcome on board! 

 

 

El arte de parafrasear y por qué te será útil en el TOEFL

 

Parafrasear es justo lo que haces cuando transmites algo que te contaron y que no memorizaste textualmente, pero del cual tienes el mensaje tan claro que puedes reproducirlo con tus propias palabras. Esto lo haces más seguido de lo que crees, puesto que incluso contar un chiste o describir un meme que viste y no encuentras para mostrarlo visualmente, requiere de tu capacidad para parafrasear. 

 

¿Cómo es que parafrasear puede ayudarte en el TOEFL? Practicar el parafraseo en inglés, te ayudará a mejorar tu capacidad de sintetizar y de transcribir mensajes ajenos con tus propias palabras. Esta actividad te permitirá familiarizarte con estructuras gramaticales complejas y útiles en situaciones reales, tanto para expresarte de manera escrita como oral; además, te permitirá aprender vocabulario nuevo y hacerlo tuyo. 

 

Este tipo de actividad es muy eficaz para perfeccionar tu fluidez y evitar que concentrarte en las reglas gramaticales torne a tu discurso en uno “acartonado”, poco natural o plenamente memorizado e inexpresivo. Ahora que lo sabes, practícalo hasta con la última serie que viste: parafrasea todo lo que puedas. 

 

¿Cuál es la escala de evaluación de gramática en el TOEFL?

 

Para definir esto, debemos prestar atención a la escala usada en la sección de Speaking y tener presente que la importancia gramatical en las secciones escritas son igual de importantes. 

 

Las respuestas calificadas con puntuación “4” se aplican para alguien que demuestre un uso efectivo y adecuado de la gramática y vocabulario. Este puntaje manifiesta que quien contesta tiene fluidez y una capacidad “automatizada”, es decir, que tiene un control excepcional de las reglas básicas o complejas y cómo aplicarlas. Puede denotar también algunos errores, pero no significativos. 

 

La puntuación “3” responde ante un uso y fluidez adecuado de la gramática y vocabulario. Es probable que las respuestas incluyan errores en las construcciones gramaticales o imprecisiones al momento de elegir el vocabulario correcto. Asimismo, puede significar que las estructuras gramaticales usadas no son precisamente complejas y se mantienen en una zona de confort básica, situación que podría interrumpir la fluidez del discurso, mas no afectar el contenido del mensaje comunicado. 

 

Querrás alejarte a toda costa de la puntuación “2”. Ésta la reciben respuestas que tienen un manejo gramatical pobre, así como vocabulario básico. Contar con estas limitantes, reduce el cuerpo del mensaje y evita su expresión total y precisa. Por consiguiente, la fluidez deja mucho qué desear. Las estructuras se mantienen cortas y más que construcciones gramaticales, son listados y yuxtaposiciones simples. 

 

El puntaje más bajo de todos describe un control y conocimiento gramatical y de vocabulario verdaderamente limitado. La expresividad y la conexión de ideas son prácticamente nulas. Es importante mencionar que este puntaje suelen recibirlo aquellas respuestas que se perciben como “practicadas” y “formuladas” específicamente para la prueba y carecen de una aplicación natural en conversaciones cotidianas. 

 

¿Cómo puedo demostrar mi nivel?

 

Como habrás notado, incluso saber al pie de la letra las reglas y aplicarlas durante la prueba, no garantiza que obtengas un puntaje alto. El objetivo que debes perseguir, más allá del puntaje de TOEFL, es llegar al nivel en el que aplicar dichas reglas te sirvan para tener fluidez en el idioma extranjero; expresar tus ideas de manera correcta y asertiva; mejorar tu capacidad comunicativa; tener conversaciones precisas y adecuadas que te permitan conectar con el mundo en cualquier ámbito y en el nivel que desees; y que te permitan convertirte en una persona elocuente y congruente que sepa usar las palabras en el momento adecuado. 

 

Si quieres salir bien parado en el TOEFL aplica los consejos que te sugerimos, además de mejorar tu gramática para la prueba, hallarás nuevas maneras de expresarte para volverte más fluido. Y si está en tus posibilidades ir más allá y prepararte de la mejor manera, visita los cursos TOEFL de EXAM Madrid Academy. ¡Te esperamos! 

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    2 + 14 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.