Skip to main content
Desmontado el GMAT Reading_ estrategias para cada tipo de pregunta

El examen GMAT está repleto de trampas. Sí, errores intencionales que los creadores de la prueba han incluido sigilosamente entre todo el contenido, con el objetivo de poner a prueba a los aplicantes en cuanto a su nivel de comprensión del idioma inglés y concentración. 

Y es que el sentido común es el que siempre debe imperar en todos los exámenes de admisión. El GMAT no es la excepción y por eso te revelaremos uno de sus grandes secretos, el que responde a esta pregunta: ¿Cómo evitar caer en las trampas? 

Es mucho más sencillo de lo que piensas: solo tienes que meterte en la piel de los evaluadores,  de los creadores de la prueba. Si piensas como ellos, estarás un paso más adelante en tu camino hacia el éxito académico y profesional. 

En esta ocasión, nos dedicaremos por completo a una de las secciones del test: Reading comprehension o prueba de comprensión de lectura. 

No importa en qué nivel de Reading estés ahora mismo, pues te explicaremos cuáles son las características de los tipos de pregunta en esta parte de lectura del examen GMAT en Madrid y además te daremos unos buenos consejos para destacarte. 

 

6 estrategias clave para la sección Reading Comprehension del GMAT

 

Aquí vamos: 

Los tipos de pregunta de Reading comprehension

Si bien te puedes conseguir con una u otra excepción, muy en general la prueba GMAT consta de 6 tipos de pregunta esenciales:

1. Encontrar la idea principal

Estas son las que más abundan en el test. Ya con su nombre nos parece suficiente como para comprender de qué se trata. No es más que encontrar la idea principal dentro del pasaje de lectura del GMAT, es decir, identificar cuál es el punto más importante que se expone en el contenido del ejercicio. 

La recomendación es leer con mucha atención a un ritmo fluido, sin acelerar mucho pero tampoco analizando letra por letra. Puedes realizar un mapa mental o una composición de palabras clave en tus apuntes antes de decidirte por una alternativa de respuesta. 

En la medida que lo practiques constantemente, como por arte de magia tu mente despejará las opciones de respuesta incorrectas y verás casi como resaltado en color fosforescente la respuesta correcta (mentalmente, claro). 

 2. Preguntas de detalle

Consisten en explorar los pasajes de lectura de la sección Reading Comprehension buscando información específica que responda correctamente a la pregunta realizada. 

Se asimila mucho al tipo de pregunta anterior, solo que esta vez podría no ser la idea principal la que busques, sino un dato relevante de la misma. En cualquier caso, solo debes estar muy atento al texto de referencia para acertar. 

La estrategia que te daremos en esta parte del GMAT en Madrid es un truco muy eficiente. Te enseñaremos a identificar cuándo te estás enfrentando a una pregunta de detalle. Todo lo que tienes que hacer, además de estudiarla y practicarla muy bien, es fijarte en los enunciados. 

Las preguntas de detalle son aquellas que comienzan con los siguientes planteamientos. Úsalos como plantillas para practicar:

-“Which of the following statements about…is supported by information in the passage?”

-“The author indicates explicitly (…)”

-“The author cites (…)”

-“Which of the following (…) would the author of the passage most likely to agree?”

-“The role of the second paragraph is (…)” 

-“The author mentioned (…) at the end of the first paragraph in order to (…)”

3. Preguntas de inferencia

Llegó el momento de poner en práctica tus habilidades para leer entre líneas. Con esto nos referimos a las técnicas de inferencia, es decir, entender e identificar la base de un argumento que no está a simple vista en el texto. Para que lo veas más fácil, encontrar el mensaje implícito, indirecto. 

El tip que te ayudará a salir airoso de esta situación es este: debes permanecer siempre atento a los elementos que se desprenden de las afirmaciones claras y directas. Pongamos como ejemplo la idea principal. Una vez que la has identificado y sabes cuál es, debes basarte en las consecuencias lógicas que podrían asumirse a partir de dicha idea. 

Hagamos un ejercicio con esta oración: “toda la ropa que tiene Laura en su armario va con el color del año”. Si el color del año es el verde, una inferencia incorrecta de esta frase sería “A Laura le encanta vestir de verde en todas las ocasiones”. ¿Por qué es incorrecta? Porque sencillamente no podemos asumir que le gusta vestir siempre de verde. El hecho es que toda su ropa es de ese color, más no que es lo que le encanta. Una inferencia correcta y lógica sería: “Laura viste de verde para todas las ocasiones”. 

4. Preguntas fuera de contexto

Existen dos tipos de preguntas fuera de contexto. La primera con la que podrías toparte en el examen GMAT en Madrid es aquella que te presenta una idea que no aparece bien desarrollada dentro del texto en cuestión y tu tarea es determinar qué respondería el autor del texto ante dicha idea. 

Deberás arriesgarte y meterte en la mente del autor para descifrar qué respondería. Si te basas en los datos que el mismo texto te suministra, no tendrás problema para dar con la respuesta acertada. Si llegas a tener muchos problemas aquí, aplica el descarte asertivo y elimina las opciones de respuesta que de antemano se vean bastante ilógicas. 

El segundo tipo de pregunta fuera de contexto demanda que compares una afirmación o argumento del pasaje de lectura con un ejemplo posible de una situación completamente diferente. Esta sí que hace honor al tipo de pregunta “fuera de contexto”. Pero si aplicas la lógica y te concentras en los datos que serían completamente esenciales para relacionarse con la afirmación o el argumento, tendrás éxito. 

Recuerda que en ambos casos, la respuesta correcta –por más loca que parezca- tendrá completa relación con la idea principal del autor o del texto. Así que no hay nada que temer. 

También recuerda que en EXAM Madrid Academy está el equipo de profesores americanos nativos más especializado en los cursos GMAT en Madrid. Aquí no hay espacio para confusiones, elaboramos un método de aprendizaje personalizado, basado en tus fortalezas y debilidades.

5. Preguntas de estructura lógica

Como su nombre lo indica, la base de este tipo de pregunta es la estructura del pasaje como un todo. Se señalan elementos dependientes de la estructura de las oraciones, por ejemplo si el autor presenta una idea propia, si aplica el contraste entre varias afirmaciones, si refuta o apoya una teoría planteada. 

La clave para pasar eximido en esta parte es practicar realizando sumarios. Cuando resumes en pocas palabras lo que un párrafo expone, estás identificando automáticamente su estructura lógica, justo lo que necesitas aquí. 

Pendiente también con los disparadores, esas palabras precisas que te anticipan lo que viene como indicio de que será algo importante o algo que te será útil para dar con la respuesta correcta. Algunas de estas palabras son “but”, “although”, “however”, entre otras. 

6. Intencionalidad del autor

Si eres fiel a nuestro blog, ya sabrás que siempre hablamos del tono en el que se dirigen los autores en los textos que utiliza el GMAT para sus pruebas. Esto lo señalamos porque, además de las afirmaciones, argumentos e ideas principales, importa mucho también el tono en el que se exponen. Esa es precisamente la tarea en las preguntas sobre la intencionalidad del autor. 

Se trata del tono en el que se dirigen las palabras. Enfócate en precisar las palabras que contengan una fuerte carga emocional. Así descifrarás cuál es la intención que se busca expresar. Entre las opciones de respuesta, solo considera aquellas que conservan cierto equilibrio, sin irse a los extremos. Si ves una palabra muy tajante o lapidaria, muy probablemente sea la respuesta incorrecta. 

Tips de último momento

Sí, de último momento porque ya se está acabando el artículo y no queríamos irnos sin antes dejarte estas recomendaciones exclusivas para la sección Reading Comprehension del examen GMAT en Madrid: 

-Lee sin prisa pero sin pausa

Todo en exceso es malo. Los extremos no llevan a nada bueno. Ok, ok, basta de lecciones falsas de moral. Lo que quiero decir es que encuentres el ritmo de lectura ideal para que puedas comprender todo sin perder tiempo. No vayas muy rápido, tampoco muy lento. El equilibrio lo encontrarás solo de una forma: leyendo en inglés todos los días sobre temas variados. 

-Toma notas estratégicas

Con “estratégicas” me refiero a que, en lugar de solo anotar lo que te parezca más importante, luego de que tengas las ideas principales prueba realizando mapas mentales tomando como referencia las preguntas que te hacen en cada tarea. Así podrás hacerte una idea mucho más clara de cuál es la respuesta correcta. 

-Incluye en tu lectura tópicos clave

Además de entrenar tu habilidad de comprensión lectora dedicando todos los días un tiempo a leer, hazlo con tópicos como los que verás en la prueba GMAT: ciencias sociales, humanidades y todo lo referente al mundo de los negocios (business en inglés). 

Are you ready? Esto es todo por ahora. Si te animas a darle con todo y tomar un curso GMAT, nos vemos en EXAM Madrid Academy. 

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    3 + 11 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.