Skip to main content
Guía gratuita de TOEFL Speaking para dominar la pronunciación

Lo primero que debes saber antes de comenzar tu preparación para la sección Speaking o prueba oral del TOEFL es que no necesitas hablar perfecto inglés para aprobar con una excelente nota. Incluso el acento de tu lengua nativa no será un inconveniente si haces todo como es debido. 

El objetivo entonces, en lugar de sonar idéntico a un americano nativo, es que tu respuesta sea fácil de comprender y esté bien elaborada. Para lograrlo con éxito, es indispensable que domines la pronunciación  en el TOEFL en un nivel más que aceptable, pues los evaluadores del examen TOEFL no repetirán tu grabación si encuentran complicado comprender lo que dices. 

 

En esta guía gratuita de TOEFL Speaking te daremos una serie de herramientas para potenciar al máximo la pronunciación. ¡A ponerlas en práctica! 

 

1. Inglés face to face o solo en casa

Al momento de iniciar la preparación para el test TOEFL en Madrid, lo primero que debes hacer es decidir si vas a realizar un curso de TOEFL en Madrid, o si te prepararás por tu cuenta con recursos desde casa. Si te decantas por la primera opción, para el TOEFL Speaking la mejor arma es apuntarte a unas clases de inglés conversacional o clases de inglés face to face con profesores americanos nativos, como los que encontrarás en EXAM Madrid Academy. 

Bajo la tutoría de un docente americano, podrás definir en qué nivel de inglés oral estás actualmente y cuáles son los puntos débiles que debes reforzar en tu discurso. Esta asesoría especializada te da un feedback muy confiable y honesto de por qué camino debes andar para perfeccionar la pronunciación en el examen TOEFL. Los profes nativos te dirán si cuando hablas, es fácil comprender lo que dices. De esta manera podrás adquirir la confianza que necesitas y sentirte cada vez más cómodo con el lenguaje.

En caso que decidas prepararte por tu cuenta, lo mejor que puedes hacer es escuchar o visualizar discursos de personas americanas nativas y comparar sus modos de hablar con el tuyo. Si bien no es una táctica muy efectiva, es viable y puede que te funcione bien. 

2. Los elementos complementarios de la pronunciación en TOEFL

La pronunciación es la forma fonética en la que expresas una palabra, frase u oración. Para ejecutarla correctamente, también debes incorporar apropiadamente otros elementos esenciales que la complementan. Estos son: flujo del habla, entonación y ritmo. 

El flujo o flow va de la mano con el ritmo y la entonación, es decir, qué tan rápido o tan lento hablas, qué tan alto o bajo entonas las sílabas y las vocales, y si aplicas el tiempo adecuado para darle sentido a lo que dices –no querrás sonar como un robot o como un software de computador con acento hispano-. Juntos, todos estos factores hacen que la expresión oral sea posible de comprender en cualquier situación, formal o informal. 

3. Test flash de pronunciación

Para ayudarte a evaluar la pronunciación, el flow, el ritmo y la entonación, aplica este test flash de nuestra guía gratuita de TOEFL:

¿Balbuceas al pronunciar? Si al hablar en inglés parece que tuvieras un jean metido en la boca, entonces no estás haciéndolo bien. Abre la boca lo suficiente como para que se entienda lo que dices, sin vergüenza y con actitud. 

¿Hablas muy rápido o muy lento? Los interlocutores que no miden la velocidad al hablar, resultan ser muy molestos e incomprensibles. Si hablas muy rápido, tu compañero de conversación o audiencia se perderá apenas comiences; si lo haces muy lento, se desesperarán y también perderán el hilo. Trabaja en encontrar el equilibrio en la velocidad del habla. 

¿Estás haciendo énfasis en la caída de las palabras? En el idioma inglés las palabras no se acentúan. Por ello es indispensable que pronuncies correctamente las palabras, haciendo énfasis en las sílabas correctas y poniéndole el estrés adecuado a cada frase al pronunciarlas. 

4. El estrés en las palabras

Justo acabamos de darte luces sobre el énfasis que debes hacer en la caída de cada palabra, ya que en el idioma inglés las palabras no se acentúan. Para explicarte mejor de qué se trata el estrés en las palabras de la lengua inglesa, veamos unos ejemplos. Las sílabas resaltadas en negrita indican donde se concentra el estrés de la pronunciación: 

WONderful

ACtive

FInish 

ExpecTAtion

STARting 

ABIlity

CItizen 

ProDUCtion

TechNOlogy 

Como puedes apreciar, el estrés aumenta el tono de las palabras para darles sentido. Si no lo aplicas correctamente, cuando estés presentando el examen TOEFL en Madrid y te toque grabar tu respuesta hablada en la sección de Speaking, los evaluadores de la prueba no te comprenderán. 

Pero tranquilo, tranquila. No hay de qué preocuparse: en los cursos de TOEFL en Madrid de EXAM Madrid Academy te acompañamos durante todo el proceso, desde el día 1 hasta incluso después que hayas presentado el test. 

5. Escúchate a diario, graba y compara 

Así es, en esta guía gratuita de TOEFL te recomendamos llevar un registro de tu progreso, una especie de “diario” en formato de audio. Grábate a diario hablando en inglés al menos 20 minutos, sin falta, todos los días. Marca tu progreso evaluando cómo evolucionas con el paso del tiempo. 

Escucharte a ti mismo te ayudará en muchos factores: superarás el miedo poco a poco a ser escuchado por otros, progresivamente te soltarás y tomarás confianza al hablar, perderás el miedo a dejar en evidencia tu acento nativo y percibirás constantemente las palabras que más te toman trabajo pronunciar adecuadamente.

De estas palabras difíciles puedes hacer una lista para estudiar detalladamente en cualquier espacio de la agenda de tu preparación para el TOEFL. Y si quieres subir la apuesta, comienza a olvidarte por un tiempo del español… ¡Así es! No importa que tu pareja o tu familia te digan que estás más loco que una cabra, háblales en inglés, que eso contribuirá inconscientemente a que te adaptes a tu nuevo lenguaje como pez en el agua. 

6. Las consonantes no son mudas

Ya te explicamos cómo funciona el estrés en las sílabas. Ahora es importante que no olvides una parte igual de importante para que tu pronunciación sea correcta: los sonidos de las consonantes.

Si bien las palabras en el idioma inglés muchas veces se pronuncian completamente diferente a como se escriben, todas aquellas que terminan en consonante deben pronunciarse tal cual. Veamos algunos ejemplos, resaltando en negrita la sílaba de estrés y la consonante a pronunciar:

KEYboard

COld

CamPAIgn

CENter

CHAracter

DOCtor

EduCATIon

ExPLAIn

FACt

FInish

INterest

De igual forma que las consonantes, las contracciones (como por ejemplo ‘ll, ‘ve, ‘d) también deben pronunciarse. La variante en la norma se remite exclusivamente a la forma en la que se pronuncian las palabras, que en muchos casos, como te explicamos anteriormente, se pronuncian completamente diferente a como se escriben. 

7. Las letras ‘mudas’ son mudas porque no se pronuncian

Más claro que el subtítulo, imposible. Así como existen consonantes que debes pronunciar sí o sí, también hay letras mudas que se obvian según la pronunciación específica de cada palabra. Por ejemplo, palabras como Would, Could y Should, se pronuncian Wud, Cud, Shud. En estos casos la “L” es muda y no se pronuncia. Veamos algunos ejemplos: 

Palabras con “H” muda: Hour, honest, what, when.

Palabras con “L” muda: talk, half, folks, calm, salmon, chalk. 

Palabras con “B” muda: comb, lamb, plumber, doubt, bomb. 

Palabras con “T” muda: castle, often, parquet, ballet, cabaret. 

8. Los números tienen ritmos diversos

Al pronunciar los números que terminan en “teen” –como sixteen o seventeen-, la tónica y el estrés de la pronunciación recae en las últimas sílabas. En el caso de los que terminan en “ty” –como eighty, ninety o twenty- el estrés recae en la primera sílaba. 

Esto es muy importante practicarlo, pues los números primos también tienen muchas variaciones. Por ejemplo, SIx, FOur y FIve tienen el estrés de pronunciación en la primera sílaba; mientras que eLEven la posee en el medio. 

Prepárate con esmero en la pronunciación de los números, ya que muchos estudiantes suelen esforzarse en ampliar su vocabulario al máximo aprendiendo un sinfín de palabras y suelen olvidar los números, que son indispensables al momento de dar tu discurso en el examen TOEFL. Es muy probable que vayas a utilizarlos al dar tu respuesta en las tareas Independiente e Integrada de la prueba. 

9. El poder de los podcast

Este recurso probablemente te suene trillado y repetitivo, pero es esencial si quieres hablar inglés como un pro en poco tiempo. Recursos como las TED Talks contienen discursos muy enriquecedores e interesantes que te ayudarán a potenciar tu habilidad oral, porque además de escucharlos en excelente calidad de audio, tienes a tu disposición una amplia gama de tópicos. 

Empieza por los que más te gusten y luego varía un poco, escuchando temas diversos que también te saquen de tu zona de confort. Otra herramienta para hacer del Listening un hábito para mejorar el Speaking, es explorando estaciones radiales en inglés y precisando uno o dos programas de radio que te gusten. 

Así tendrás a diario una hora fija para dedicarle tiempo a escuchar personas nativas hablar en inglés, lo pasarás bien, te divertirás con temas que te agradan y escucharás también buena música. 

10. Prepara tus habilidades orales con suficiente tiempo

Dejar la parte oral del TOEFL para última hora es un error fatal. Elabora una planificación con suficiente tiempo de antelación para que te sea posible armar un plan de estudio que vaya a tu ritmo y cuando llegue el gran día del examen, tengas todo a tu favor. 

En los cursos de TOEFL de EXAM Madrid Academy elaboramos un plan de estudio personalizado, basado en tus fortalezas y debilidades del Speaking. Tienes además la oportunidad de ver clases de inglés conversacional completamente gratuitas los fines de semana. 

¡Contáctanos para saber más! 

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    3 + 2 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.