Skip to main content
TOEFL WRITING EN TOEFL MADRID

Desde nuestra academia de inglés Exam Madrid Academy queremos ayudarte a conocer detalladamente a qué te enfrentarás en el TOEFL Writing es una de las claves para aprobar el examen con la mejor nota. Durante nuestra instrucción académica, hemos identificado un patrón de errores comunes que podrían fácilmente cometer los estudiantes al presentar la prueba, pero si estás al tanto de ellos, puedes evitarlos sin inconvenientes. 

 

Lo que NO debes hacer en el TOEFL Writing

 

La sección Writing del TOEFL está conformada por dos subsecciones: la tarea integrada y la tarea independiente. El resultado de ambas determina qué tan preparado estás para comunicarte en el idioma inglés de forma escrita. En la tarea integrada deberás leer un pasaje, escuchar una lectura y escribir un ensayo utilizando ambas fuentes de información. En la tarea independiente se pedirá tu opinión personal sobre un tema, que darás redactando un segundo ensayo.

Estos son los errores más comunes, todo lo que NO debes hacer en el TOEFL Writing.

 

Conoce los errores que debes evitar en el TOEFL Writing

 

1- Escribir ensayos muy cortos o muy largos

Seguramente una de las primeras preguntas que vendrán a tu pensamiento son sobre la extensión… ¿Qué tanto hay que escribir? ¿Cuál es la cantidad de palabras ideal? Sin duda que la respuesta a esta pregunta posee opiniones diversas de expertos. 

Podríamos citar como indiscutible la cantidad de palabras recomendada por ETS, los creadores del test, que arrojan específicamente entre 150 y 225 palabras para el ensayo de la tarea integrada y 300 palabras para el ensayo de la tarea independiente. Sin embargo, escribir esa extensión exclusivamente no garantiza que obtendrás una puntuación alta, ni tampoco pocos puntos. 

Lo cierto es que, generalmente, los ensayos que poseen una extensión menor a la recomendada por ETS nunca obtienen puntuaciones altas, por lo cual los ensayos que contienen mayor cantidad de palabras son los calificados con más puntos. De igual forma, esto tampoco es garantía de que saldrás eximido en la prueba de escritura.

El por qué los ensayos cortos son calificados con menor puntuación es evidente: Carecen de espacio para fundamentar ideas detalladas, así que escribir 150 palabras o menos en el integrado y 300 o menos en el independiente, compromete la calidad en referencia a la cantidad. En contraste, un ensayo más denso, elaborado y detallista, da indicios de mayor calidad, que siempre irá de la mano con la cantidad. 

Aclaremos entonces el asunto: Se trata de encontrar un equilibro ideal con el que puedas manifestar tus ideas, sin comprometer la gramática, estructura, vocabulario y claridad de tus ensayos, elementos que podrías pasar por alto o descuidar si tus textos son muy largos, pues dispones de 50 minutos en total para completar la sección Writing del TOEFL

En función de hallar ese equilibrio ideal al que hacemos referencia, la recomendación para tu proceso de práctica de los ensayos es escribir 400 o 500 palabras, enfocándote siempre en los aspectos principales del contenido en cuestión, y no buscando redactar palabras de más que terminen siendo insignificantes. 

Una estrategia para lograrlo: Comienza con la meta de extensión establecida por ETS. Escribe varios ensayos de práctica con esa cantidad de palabras y en la medida que avances, intenta escribir un poco más hasta llegar a las 400 o 500 palabras. Si se te hace muy difícil, no te preocupes, solo concéntrate en dar justo en el blanco con el argumento y los detalles con base a los aspectos más importantes. 

2- Afirmaciones sin fundamento

En el ensayo independiente, una de las grandes fallas es la presentación de afirmaciones sin fundamento. Al dar una opinión o afirmar algo sobre un asunto, debes asegurarte de responder a cualquier duda que el lector podría tener. Si tu ensayo posee preguntas sin respuesta, terminará siendo confuso e incompleto.

Demuestra con bases lógicas y directas que tu tesis es válida. No basta con lanzar un argumento al aire, sino cerrar la idea con soportes fiables que demuestren que es razonable, un elemento que despeje cualquier incógnita posible a partir de tu análisis escrito. 

Una táctica para escribir ensayos correctamente y no caer en este error común es nutrir tu redacción con argumentos basados en el contexto del tópico en cuestión, manteniendo un equilibrio, sin irse a los extremos (nada que se torne muy superficial ni muy profundo o complejo). 

¿Cómo justificar lo que has escrito? Esta es la pregunta principal que debes responder para dar afirmaciones con fundamento, sumado al seguimiento de una estructura lógica del contenido, basándote siempre en el contexto y las ideas que consideres más aceptables, metiéndote en la piel de otro lector que, al leer tu ensayo, pueda fácilmente inferir como válida tu afirmación. 

3- Plagio

En las dos tareas de la sección Writing del TOEFL deberás escribir tus ensayos a partir de lecturas y audios. Ambos casos se prestan para el plagio, pues si no estás concentrado o no confías plenamente en tus habilidades de comprensión lectora y auditiva, muy probablemente carecerás de ideas y no se te ocurrirá otra cosa más que escribir lo que has leído en el texto o lo que has memorizado de la grabación, sobre todo en el primer caso (el pasaje de lectura). 

Este es un error grave, pues si cometes plagio, influirá muy negativamente en tu puntuación del Writing. Si piensas que el experto que evaluará tus ensayos no lo notará, te equivocas. Lo mismo sucede con tomar tan solo un fragmento del texto, o una frase. Es tan penado el plagio en el TOEFL que un ensayo mal redactado, pero auténtico, obtendrá mejor puntuación que uno sin errores gramaticales pero que posee texto copiado. 

La mejor recomendación es que lo evites estrictamente y te enfoques en la solución más eficiente para este problema: Parafrasear. Toma como referencia los pasajes de lectura y las grabaciones de las tareas integrada e independiente y manifiesta tu opinión utilizando tus propias palabras. 

El secreto complementario para lograr parafrasear con éxito es la práctica. Te garantizamos que practicando el parafraseo, conseguirás un ritmo ideal de redacción, que se tornará más fluida mientras avances en el tiempo de preparación TOEFL. 

Recuerda que las palabras originales nacen de las ideas originales. Estos dos factores explotados al máximo te darán como resultado contenido auténtico, justo lo que necesitas para pasar la sección Writing del TOEFL con la mejor nota. 

Los profesores americanos expertos en TOEFL de la American Academy EXAM Madrid te darán todas las herramientas esenciales para convertirte en un experto del TOEFL. Solo tienes que apuntarte a uno de nuestros cursos de preparación TOEFL en Madrid, porque nuestro método de formación te abrirá el conocimiento mostrándote que, al parafrasear, logras comprender óptimamente el significado de la fuente del contenido. 

4- Mal uso de los idioms

Los idioms son aquellas palabras o frases típicas de una nación a las que se les da un significado completamente diferente del que poseen en el diccionario. En la condición de estudiantes que no tienen el inglés como lengua materna, es muy complicado hacer buen uso de los idioms, así que la recomendación es no hacerlo, con la excepción de que sepas al 100% que lo estás haciendo adecuadamente y siempre conectado con el contexto. 

Esto además podría no ser bien visto en el TOEFL, ya que tu enfoque debe ser guiado hacia la escritura académica. Recuerda que no debes poseer conocimientos específicos sobre ningún tipo de área para responder las tareas del examen, sino ser pragmático e irte por lo simple y directo.  

Si piensas impresionar a los evaluadores con una que otra frase elegante para ganar puntos adicionales, ten presente que podría jugarte una mala pasada y terminar por perjudicar tu score en el TOEFL. 

5- Estructura repetitiva de sentencias

La forma en la que construyes gramaticalmente las sentencias de tus ensayos debe ser variada. Si utilizas repetidamente el mismo patrón gramatical, se desdibujará tu buen desempeño. Cometer este error da indicios de que tus conocimientos sobre el idioma inglés son muy bajos. 

Estudia la variedad de construcciones gramaticales de las que puedes hacer uso en tu redacción. La práctica hace al maestro, así que manos a la obra y a explorar ese inmenso universo de posibilidades que nos brinda el idioma inglés, uno de los que se reinventa constantemente y añade a su vocabulario nuevos modos de comunicación y palabras inéditas. 

Adicionalmente, este error está conectado con otro de mal uso del lenguaje: Las palabras muy técnicas o extremadamente complejas, porque es uno de los recursos que más se utilizan para hacer posible la variedad en la estructura de las sentencias. 

La recomendación para evitar ambos es que te expreses de forma natural, fluida y simple, con frases contundentes que vayan directo al argumento y sean fáciles de comprender. Que posean un gran sentido lógico y concreto, reuniendo todas las habilidades que has puesto a tope en tu proceso de preparación para la prueba de escritura del TOEFL. 

6- Escribir malas sentencias temáticas

Las sentencias u oraciones temáticas son las primeras que redactas en el cuerpo de tus ensayos. Éstas, además de referir un hecho factible, deben poseer un argumento o una opinión, para que tengan un carácter contundente. 

Ten siempre en mente incluir motivos, razones que complementen directamente esta primera oración tan importante para los ensayos. La clave es basarse en el argumento del tema en cuestión, atacándolo incisivamente. 

Para complementar una buena sentencia temática, considera el uso de las frases as a result y therefore. Ambas hacen referencia a la causa y el efecto, indispensables para dar un sentido lógico a lo que se quiere expresar. 

El lenguaje escrito que debes perseguir es aquel que, a la lectura, resulte armonioso, fluido y correcto en cuanto a la formación de las sentencias, su estructura y gramática, incluyendo el uso contextualizado de argumentos. 

7- Revisión (proofreading)

Durante tus sesiones de práctica de redacción fuera de clase, es importante que manejes el tiempo estratégicamente. Esos 50 minutos deben ser aprovechados sin desperdicio. Entre todas las actividades por realizar en la sección Writing del TOEFL, ten siempre en mente guardar un par de minutos para hacer una revisión completa a tus ensayos. 

Este factor es esencial y hay una manera de comprobarlo: Una vez hayas culminado tu redacción de los ensayos de prueba, léelos detenidamente. Te aseguramos que conseguirás más de tres fallas. Esto se debe a que la mente viaja mucho más rápido de lo que percibimos cuando estamos poniendo en manifiesto nuestras ideas. Mientras más concentrado estés, incluso más errores inocentes podrías cometer. 

Reserva dos minutos exclusivamente para editar los ensayos y tendrás la garantía de que, al finalizar tu aplicación del test TOEFL, te sentirás completamente seguro y confiado, así como cuando culminas con éxito una tarea desafiante. 

Si quieres más tácticas y estrategias para dominar la sección Writing y todas las demás que conforman la prueba, anímate a tomar un curso de preparación TOEFL con EXAM MADRID ACADEMY. Pásate por nuestra web y escoge la modalidad de tu preferencia, cursos completamente exentos del costo de matrícula.

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    1 + 13 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.