Skip to main content
Los únicos 10 consejos que necesitarás seguir para preparar el examen GMAT

Hay una frase que se ha vuelto mi lema de vida desde que comencé a servir de apoyo a estudiantes que no tienen el inglés como idioma nativo en el camino de presentar una prueba de suficiencia en esta lengua. Esta es: 

El conocimiento es poder.

Si hay algo que me gusta de los futuros egresados de un MBA, hombres y mujeres de negocio, es esa practicidad que los suele caracterizar. Cuando hay otras 5 personas detrás de un posible inversor, con un plan de negocio tan sólido como el tuyo, tan competentes como tú, una pieza puede cambiar todo el tablero de juego. 

Un café y una sonrisa dados a la persona indicada y de repente sabes que tu objetivo juega todos los jueves en un club de golf al que, afortunadamente, tú puedes tener acceso y el resto no. Jugar 9 hoyos junto a alguien puede forjar vínculos. Touchdown! O lo que sea que se grite en golf cuando ganas.

Cuando eres un hablante no nativo y vas a presentar una prueba, ya sea de suficiencia en inglés o de acceso a una institución académica, también en inglés, cualquier trozo de información puede y será de vital importancia al momento de presentar la misma. 

Una persona puede dedicar meses, incluso años, a prepararse para un examen, inscribiéndose en una academia GMAT en Madrid y reprobar porque no se informó de los cambios que hubo en su estructura recientemente.

Como no queremos eso para ti, es más, deseamos que cumplas con todos los objetivos que te has propuesto, deseamos compartir contigo los únicos 10 consejos que necesitarás seguir para prepararte al GMAT y salir victorioso en el proceso. 

Una pequeña compilación de consejos dados por parte de expertos en la prueba GMAT, así como estudiantes que la tomaron anteriormente, pasados por el filtro de calidad de EXAM Madrid Academy y traídos hoy a ustedes. 

Antes de comenzar, aunque ya en este punto es probable que muchos lo conozcan, hablemos brevemente del GMAT.

Este examen, cuyo nombre viene de Graduate Management Admission Test, es una de las pruebas más aceptadas a nivel internacional para cursar un MBA o Master of Business Administration. 

Por si todos estos nombres en inglés no te dan suficientes pistas, efectivamente la prueba se toma íntegramente en el idioma anglosajón. Esta prueba, por si sola, no te asegura obtener el ingreso en una institución, sin embargo una puntuación alta en ella es una llave que puede servir como elemento diferenciador entre tú y otros postulantes.

Cuenta con un total de 3 partes, a ser respondidas en un lapso no mayor a 3 horas y media, las cuales son: AWA, o Analytical Writing Assessment, donde deberás escribir dos ensayos basados en un tema y en un argumento.

Quantitive, conocido como Quant, donde a través de selección múltiple deberás responder distintas preguntas en el área de matemáticas; y finalmente la sección Verbal en la que existen 3 tipos de preguntas, unas de corrección de oraciones, otras de lectura y las últimas de razonamiento crítico.

 

Los 10 mandamientos para preparar el examen GMAT (nivel Dios)

 

Ahora que ya sabemos a grandes rasgos qué es y en qué consiste el tan temido GMAT, ¡toma tu palo de golf y salgamos a golpear un par de pelotas! Prometo que esta será la última referencia/chiste malo que haré relacionado con el golf.

 

1. Antes de prepararse, evaluarse

Aunque tú puedas tener ciertas nociones del nivel en el que te encuentras en escritura de ensayos, matemáticas o gramática y ortografía; la verdad es que el examen GMAT evalúa aspectos muy específicos de cada uno de estos campos. Aspectos en los que quizás no te encuentres tan bien (o tan mal) como supones. 

Por eso es importante que tomes un examen modelos, para medir de manera aproximada cuál es tu situación actual y realices un plan de estudios adaptado a enfocarse en mejorar los puntos débiles y finalmente afianzar los puntos fuertes. 

Otro beneficio de seguir este consejo es que puedes trazar una meta realista y medir tu progreso a lo largo del tiempo que dure tu preparación. Esto lo puedes hacer por tu cuenta o bajo la supervisión de un tercero, lo cual me lleva al siguiente consejo.

 

2. Solo está bien, acompañado mejor

Una vez conozcas tu punto de partida, es hora de iniciar la maratón, es decir que ya puedes iniciar oficialmente tu preparación. Aunque existen muchas montañas de información en la web sobre este examen, unas mejores que otras, si te sumerges en ellas por tu cuenta puedes resultar abrumado. 

Existen distintos cursos GMAT en Madrid que puedes tomar para llevar tu preparación al siguiente nivel. Entre los beneficios de tomar un curso están el ayudarte a filtrar recursos, para centrarte en los mejores; el contar con conocimientos de alguien que sabe todo lo que puede saberse del examen; así como contar con un plan de estudios más centrado y estructurado dependiendo del tiempo que dure el mismo.

 

3. Paciencia

Hablando de tiempo, ¿con cuántos días de antelación debo prepararme para el examen GMAT? Si estás pensando en días, ya llevas las de perder. 

No quiero decir que sea completamente imposible, pero sí es poco probable. Esta prueba exige mucho de aquellos que la toman, porque está pensada para personas que ya están en un nivel muy avanzado, académicamente hablando. 

Adicionalmente es de modalidad adaptativa, por lo que cada respuesta correcta generará una pregunta más difícil a continuación.

Por si esto te parece poco, aunque el GMAT no espera que seas un Shakespeare en el dominio del inglés, es verdad que fue ideada por y para personas que manejen el inglés de manera fluida. 

En conclusión, si ya dominas el inglés, debes dedicar como mínimo 2 meses a tu preparación. Y si no dominas el inglés, este tiempo podría verse considerablemente aumentado, por lo que te recomiendo contactarnos ya que en EXAM Madrid Academy somos una de las academias de idiomas en Madrid que, adicional a enseñarte inglés, también contamos con personal cualificado para prepararte al GMAT. 

 

4. Sácale el jugo a la información

Además de una persona debidamente preparada para guiarte a lo largo de la preparación, vas a necesitar contar con recursos que te suministren la información necesaria para estar 100% preparado el día del examen. 

En la página oficial del GMAT, podrás encontrar recursos gratuitos y pagos de los que te podrás beneficiar, como modelos de pruebas anteriores, guías de estudio y manuales con estrategias para el día del examen. 

Si te decidiste a tomar el curso GMAT en Madrid, puedes consultar con tu profesor sobre otros recursos que te puedan ser de utilidad.

 

5. La práctica hace al maestro

Contar con la información, en especial la relacionada con la estructura del examen, no te servirá de nada si no le dedicas suficiente esfuerzo a la preparación como tal. 

No basta con tomar un par de veces un examen de prueba, escribir un ensayo o dos y repasar tus apuntes de matemática. Debes practicar y practicar hasta que puedas responder las preguntas con los ojos cerrados y una mano atada atrás. 

Vale, con los ojos cerrados no, pero creo que entiendes mi punto. Es necesario que practiques en condiciones tan similares a las del día de la evaluación, lo cual incluye el tiempo, para que esto no se convierta en un factor de estrés. Recuerda que el examen GMAT será tan difícil como tú lo dejes que sea.

 

6. El miedo está en la mente

Quizás hayas leído o escuchado por ahí decir que la prueba GMAT es la más temida por las personas que están aspirando a un MBA. 

El miedo es completamente racional, mucho depende de este aparentemente inocuo examen. Pero es solo eso, una evaluación y ya. Yo reprobé un par de evaluaciones en mi vida y eso no me ha impedido llegar donde he querido llegar, ni lo impedirá si me vuelve a pasar. 

El miedo puede hacer más en tu contra que la posible falta de preparación, por lo que debes estar, dentro de lo que cabe, confiado del trabajo que hiciste y de los buenos resultados que obtendrás. 

En el peor de los casos, ese que tú no llegarás a vivir, puedes tomarla nuevamente hasta 5 veces por año. No será el fin del mundo, te lo aseguro.

 

7. AWA

Cada persona tiene su sección menos esperada, dependiendo del fuerte que tengan. La mayoría de aquellos que temen tener que escribir los dos ensayos que solicita el GMAT, creen que deben escribir algo digno de un premio Pulitzer o Nobel. 

Nada más alejado de la realidad. Aunque sí se tomarán en cuenta factores como una correcta redacción y tener un buen uso de las normas gramaticales y ortográficas, el factor más importante del primer ensayo es tener la capacidad de condensar en breves palabras y de forma objetiva un tema. 

En cuanto al segundo ensayo, aunque debes argumentar, aunque no seas el próximo Nobel de la Literatura, puedes sacar una calificación excelente con tan solo conocer cómo se estructura correctamente un ensayo, ¡pan comido!

 

8. Verbal

En el examen GMAT muchas cosas no son lo que parecen, ya hemos escrito anteriormente profundizando sobre esta sección y los distintos trucos y atajos que puedes tomar para dar respuestas acertadas en ella. 

En pocas palabras, olvídate de recitar el concepto de lo que es un adverbio. Aquí los conceptos, o saber cómo se llama cada regla gramatical u ortográfica están de más. 

Hay ciertas cosas que necesitas saber aplicar, más que definir; debes poder leer y buscar información; y debes saber analizar, poco más.

 

9. Quant

Los números no son mi fuerte, y no necesariamente tienen que ser lo tuyo, aunque esta es la sección más transparente que hay en el examen GMAT, lo que ves es lo que hay. 

En cuanto a complejidad, las matemáticas que encontrarás serán más difíciles que las que vemos los que tenemos el enfoque en Humanidades, pero claramente no llegarán a la dificultad de una Ingeniería, por ejemplo. 

Si acabas de salir de la universidad y tienes los conocimientos frescos, te verás en pocos aprietos. Si sientes que no están tan presentes en tu memoria o quieres asegurar una buena nota, busca un curso GMAT en Madrid que se especialice en el área cuantitativa o busca por tu cuenta en modelos anteriores los conceptos que se tocan, como aritmética y geometría, para ponerlos en práctica. 

 

10. Intangibles

Hay ciertos elementos de la preparación que suelen escaparse de la mayoría de los artículos sobre el GMAT, esos intangibles que pueden marcar la diferencia entre la cordura y la locura. 

Descansar apropiadamente, dedicando suficiente horas al sueño y al esparcimiento, así como mantener una dieta balanceada; son casi tan importantes como la preparación en sí. 

Una mente y un cuerpo sano rendirán mejor al momento de presentar una prueba que una persona que apenas puede mantener los ojos abiertos o que sufre un ataque de nervios por la falta de recreación.

Espero que todos estos consejos te sean de utilidad en tu proceso a tomar el examen GMAT y que puedas lograr tantos hoyos en uno como sea posible. Ahora sí, ese fue el último chiste malo que tuvo que ver con golf. ¡Hasta la próxima!

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    5 + 13 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.