Skip to main content
tacticas gmat

La subsección de Reading comprehension o comprensión de lectura pertenece a la sección Verbal del examen GMAT. Su puntuación influye directamente en la calificación global de la prueba. 

 

Tácticas para el Reading en el examen GMAT

 

Aprobar el examen GMAT con la mejor nota depende en gran medida del desempeño que tengas en la sección de Razonamiento verbal. Esta parte de la prueba tiene una duración total de 75 minutos y es una de las dos secciones del GMAT que es adaptativa por ordenador es decir, que las preguntas se pondrán más difíciles a medida que avances, según lo correctas que sean las respuestas que des a los cuestionamientos más complejos. 

Son 41 preguntas de selección múltiple las que conforman la parte verbal del GMAT, divididas en tres tipos: comprensión de lectura, razonamiento crítico y corrección de sentencias. En este artículo repasaremos la primera, comprensión de lectura o Reading comprehension, brindándote 10 tácticas GMAT para que la prepares de la mejor manera. Pero primero veamos la importancia de esta parte del examen. 

Todos los test de admisión más importantes contienen una sección verbal, porque para ser un ejecutivo exitoso en el mundo de los negocios, es muy importante poseer habilidades verbales que integren las especificaciones de comunicación y comprensión. 

Se trata de decir lo apropiado en el momento justo, una de las claves para alcanzar la cima en la industria de los negocios, las finanzas y la administración de empresas. Una de las situaciones que más se da en las carreras para las cuales se pensó la prueba GMAT es las ventas. Para vender eficientemente, no solo hay que ser un lince en cuanto al sentido común y la percepción de los elementos positivos y atractivos del plan de negocios, sino tener una gran capacidad para presentar, exponer las palabras y además interpretarlas. Es un procedimiento característico que se debe conocer a fondo si se quiere triunfar. 

La comunicación efectiva es la que te dará credibilidad, tanto en tu etapa académica como profesional. Podemos compararlo con la mala ortografía y redacción. Si escribes mal, la gente que lea tus textos tendrá una mala impresión sobre ti. Lo mismo sucede con la comunicación verbal, si tus planteamientos son débiles y se prestan fácilmente a objeciones obvias, será muy complicado que logres ser persuasivo, aún cuando tengas la razón. Por tanto, se trata de dejar la mejor de las primeras impresiones en todo momento, constantemente, y para ello debes tener a tope tus habilidades verbales, entre ellas la comprensión de lectura. 

 

Ahora conozcamos las 10 tácticas para el Reading del GMAT

 

1- Familiarizarse con su estructura

 

Es importante que sepas identificar la estructura de la prueba de comprensión de lectura o Reading comprehension para tener éxito en ella. En el examen GMAT verás 4 pasajes de lectura, de los que se desprenderán lotes de entre 3 y 4 preguntas. Los pasajes largos tienen una extensión de aproximadamente 300-350 palabras máximo, acompañados de 4 preguntas. Los pasajes cortos incluyen entre 200 y 250 palabras, con 3 preguntas. Generalmente, te encontrarás 3 pasajes de lectura cortos y 1 pasaje de lectura largo; aunque en determinados casos podrías tener hasta 2 de cada uno. 

Los tópicos de los pasajes de lectura se refieren a planteamientos de ciencias naturales, sociales, humanidades, textos referentes al mundo de los negocios, todos tomados de diarios, libros, información de recursos humanos, textos académicos u artículos científicos. Pero no te preocupes, que no será necesario consultar otra fuente más que el mismo texto que se te presenta en el examen GMAT. Todo lo que necesitas saber estará inmerso entre las 200 o 300 palabras de los pasajes. 

¿Y cómo se presenta la prueba en pantalla? La misma se dividirá en dos partes, en la izquierda estará el pasaje de lectura, que podrás subir y bajar con el scroll si acaso es uno largo; y en la derecha de la pantalla se te presentará solo una pregunta a la vez. No podrás ver más de una al mismo tiempo. 

 

2- Descifrar los pasajes en tres actos

 

Para dar justo en el blanco en la sección Reading comprehension del examen GMAT, te recomendamos seguir tres pasos esenciales que cumplirán la función de abrirte el camino por completo hacia el éxito en esta parte de la prueba. 

Acto 1: determinar cuál es la idea principal del pasaje de lectura. Presta atención al leer, desglosa el texto en distintas partes, analízalas y encontrarás fácilmente cuál es la idea principal, haciendo uso de tus habilidades de comprensión, contexto y sentido común guiado hacia una mentalidad de negocios. 

Acto 2: Fundamentar ideas detalladamente. ¿Por qué el autor menciona lo que menciona en el pasaje de la lectura? Hazte esa pregunta y hallarás el sentido esencial, con evidencia y ejemplos factibles que te ayudarán a tener entre manos una respuesta contundente. 

Acto 3: Extender el patrón para ver hacia dónde está apuntando el argumento. Aplica todas tus habilidades de análisis crítico para comprender explícitamente e implícitamente la finalidad de los pasajes de lectura. Todo tiene un sentido y es tu deber identificarlo y entenderlo para superar la sección. 

 

3- Conocer las preguntas

 

Demos un vistazo a los tipos de pregunta que comúnmente verás en la subsección Reading comprehension del GMAT:

1- Encontrar la idea principal

2- Soporte de ideas con detalles

3- Inferencias (tomando en cuenta el contenido del pasaje, ¿Con cuáles otras declaraciones estaría de acuerdo el autor?

4- Preguntas analógicas (aplicar información en el pasaje para complementar situaciones nuevas y diferentes). 

5- Estructura lógica (determinar si el autor fundamenta una idea nueva, contrasta dos ideas diferentes o refuta algún planteamiento tradicionalmente aceptado, entre otras posibles acepciones que deberás identificar en los textos). 

6- Tono (identificar cuál es la intención del autor según el modo en el que se presenta la información, si es entusiasta, crítica, optimista u otras características de valoración). 

 

4- Adquirir el oficio de la lectura

 

No esperes que llegue el día antes de la prueba para empezar a leer. Si bien, tu curso de preparación para el examen GMAT es lo más importante, hay distintas tareas que puedes realizar en casa para complementar tu proceso formativo. Una muy divertida y enriquecedora es leer. 

En la web tienes a tu disposición una casi inmedible cantidad de material escrito que te servirá muchísimo para nutrirte de conocimientos, adaptarte al vocabulario, sintaxis, ortografía y gramática del idioma inglés. Aprovéchalo, pues la mejor parte es que no tienes que leer algo referente a los tópicos que verás en el Reading del GMAT. 

Para comenzar a practicar en casa la lectura, lo recomendable es que leas cosas que de verdad te gusten y emocionen. Anímate y busca un e-book de tu novela preferida de lengua inglesa y léelo de principio a fin. Te emocionará la idea de comprenderlo en su idioma original y descubrirás muchas cosas nuevas, como si fuera la primera vez que lo leyeras. También aprovecha para dar un repaso a la actualidad académica en los Estados Unidos y el mundo, estar al tanto de lo que está pasando es una buena forma de sentirse confiado y seguro el día del examen. 

Puedes checar diarios digitales, noticias de entretenimiento y navegar por foros de discusión online en los que se planteen temas académicos, sociales, científicos e incluso algunos foros de gente como tú, que esté en su proceso de preparación para la prueba GMAT. 

 

5- Leer sin prisa 

 

No te apresures, que la premura solo trae consecuencias negativas. Una correcta y eficiente preparación te eximirá de la necesidad del apuro el día de la prueba. Puedes invertir 2 minutos y 30 segundos en leer los pasajes cortos que contienen entre 200 y 250 palabras; y 3 minutos y 30 segundos en los pasajes largos de entre 300 y 350 palabras. 

Practica en clase y en casa tomando el tiempo que te lleva realizar cada tarea de comprensión de lectura. Te impresionarás de lo mucho que te ayudará este método a adaptarte a la sección verbal. 

De esta manera, te permitirás a ti mismo comprender fluida y armoniosamente todos los elementos que debes identificar en los pasajes de lectura para responder una pregunta a la vez, e incluso terminarás ahorrando muchísimo tiempo. 

 

6- Realizar un mapa mental 

 

Ten presente siempre que tus funciones al momento de dar las respuestas correctas del Reading son identificar la idea principal, la función explícita en cada uno de los párrafos del pasaje de lectura y crear un mapa mental del mismo, para determinar los detalles que contiene, partiendo de cada pregunta que se te presente. 

No se trata de memorizar los detalles de los textos, pues hacerlo no es productivo para tu finalidad. En cambio, debes saber en qué parte del pasaje se detallan los factores esenciales, pues una vez que los identifiques, es ahí a donde tienes que volver para reafirmar tu pensamiento. La meta es leer una vez el pasaje completo y posteriormente solo regresar a esos puntos determinantes que has identificado al aplicar la lectura completa, los detalles específicos. 

 

7- Tomar apuntes 

 

En una hoja de papel, anota las palabras clave y oraciones indispensables para dar sentido y contexto a los textos que lees. Aquí puedes aplicar un código personal, de una forma que solo tú entenderás correctamente, abreviaturas de ideas, como estás acostumbrado a hacer en clase. Te recomendamos tomar nota de la idea principal de cada párrafo individualmente, en una extensión mínima, 10 palabras como máximo para cada parte del pasaje de lectura. 

No te preocupes por el tiempo que te tomará hacerlo. A medida que lo practiques constantemente, se te hará cada vez más fácil y llevadero. Crearás una especie de hábito esquemático de lectura. El día de la prueba GMAT, dispondrás de hojas de papel y lápiz para tomar tus apuntes, que te servirán principalmente en la sección cuantitativa y también en Reading comprehension. 

Aquí te dejamos un ejercicio para medir qué tan correctos y efectivos son tus apuntes: lee el pasaje, toma nota y luego, responde las preguntas sin leer el pasaje, solo tomando como referencia tus notas. Podrás verificar la eficacia de ellas al ver qué tanto te sirven como datos únicos para responder correctamente. En tu curso de preparación GMAT con la academia EXAM Madrid experimentarás simulacros del examen con preguntas reales que aparecen en él. 

 

8- Leer la primera pregunta

 

Los pasajes de lectura contienen, entre los párrafos que lo conforman, una o más preguntas. Cuando practiques con un pasaje, prueba leyendo de entrada la primera pregunta que encuentres en el pasaje, únicamente el cuestionamiento, sin lo que le sigue. Si la primera pregunta es detallada, obtendrás indicios claros y contundentes del sentido principal del pasaje de lectura. 

Esto podría ayudarte a la comprensión del contenido de forma directa y fluida. Practícalo con varios textos hasta que determines si lo encuentras productivo. Es una de las formas más atinadas para ir directo a lo que busca expresar cada texto. 

 

9- Proponerte retos semanales

 

Los desafíos personales que establezcas en tu proceso de preparación te ayudarán mucho a aprobar el GMAT. Es un método divertido y muy productivo para adquirir las habilidades que necesitarás el día de la prueba. 

Elabora una lista de metas semanales, divididas por cada día de la semana, entre las que puedes incluir una cantidad de textos de internet diarios por leer, pasajes de lectura para tomar como práctica diaria, ver cierta cantidad de videos instructivos y ejercicios de situaciones reales que podrías experimentar en la universidad e incluso en el trabajo, visualizándote ya como todo un experto en la carrera que decidas estudiar. 

Al final de cada semana, marca los retos como un checklist y medirás qué tanto has avanzado, te servirá para saber si debes dedicarle más tiempo y esfuerzo, además de conocer en qué medida se ha incrementado tu nivel del idioma inglés y la comprensión verbal. 

 

10- Establecer tópicos de lectura

 

Y como en la táctica número 4 te recomendamos leer mucho, aquí la reforzamos con otro método que podrías encontrar muy útil: divide el tiempo que le dedicarás a la lectura de textos en tópicos. Comienza por lo que más te gusta. Luego, elabora un esquema de temas por leer durante la semana, con un par de horas que le dediques diario, será suficiente para aprender mucho. 

Luego de tus temas de preferencia, experimenta con diarios de ciencias sociales, economía, naturaleza, tópicos académicos, negocios y finanzas. ¡Ya con los que te dimos son 7! Uno como reto diario para cada día de la semana. En la web te espera un sinfín de contenidos que te llenarán de conocimientos y aumentarán tus habilidades verbales considerablemente. 

¿Listo para comenzar tu preparación para el examen GMAT? Si quieres volverte un experto en Reading comprehension y en todas las secciones de la prueba, pásate por el sitio web de EXAM Madrid y consulta los cursos de preparación GMAT, con horarios completamente flexibles y profesores americanos nativos que sacarán lo mejor de ti. 

 

Aquí te dejamos un video para que aprendas algo más sobre el examen GMAT 👍

 

 

Share this post

Comments (0)