Skip to main content
Vocabulario del SAT 8 formas divertidas para aprenderlo

¿Viajar a otro país con tus mejores amigos? ¿Estudiar lo que te apasiona en el exterior? Parece excelente ¿verdad? ¿Y cuándo puedes tener las dos cosas al mismo tiempo? ¡Una locura, una excelente locura! Aunque esto parezca un anuncio de televisión, este es el sueño de muchas personas, y la verdad es que yo no escapo de ese grupo. 

Siempre había imaginado viajar antes de iniciar la universidad y ¿por qué no? Iniciar mis estudios universitarios en el exterior, aunque verdaderamente nunca había pensado algo en concreto, simplemente se quedaba en mi mente como un pensamiento aventurero pero lejano. A pesar que me encantaba la idea, me parecía muy fantasioso el hecho de planear un viaje a otro país yo sola. 

Sin embargo, hace poco algo reactivó ese sueño. Mis mejores amigos, Sebastián y Camila, sacaron el tema de continuar los estudios, pero hacerlo en el exterior, en los Estados Unidos específicamente. Ellos han sido mis mejores amigos desde la secundaria, éramos un grupo raro, la verdad es que no teníamos mucho en común, cada uno tiene gustos diferentes pero nos complementamos muy bien. Sebastián está en el mundo del teatro y quiere ser productor de cine, Cami es periodista en un importante diario español y mis intereses están en la tradición familiar del mercadeo y la publicidad. 

Aunque ya no estamos en la secundaria, continuamos muy unidos y pasamos mucho tiempo juntos. Esta fue una de las razones por las que a Sebas se le ocurrió esta idea. Además teníamos una oportunidad de oro: su hermano mayor nos invitó a hospedarnos en su casa y se ofreció a ayudarnos en lo que nos hiciera falta, así que ¡genial!

Después de celebrar esta noticia y comenzar a vivir la emoción del viaje, caí en la cuenta que solo tenía un pequeño inconveniente: yo debía buscar urgentemente academias de idiomas en Madrid. Los idiomas nunca han sido mi fuerte, el inglés lo manejaba muy poco por mi cuenta, el traductor me “hacía la vida más fácil”. Mientras que Sebas se la pasaba practicando el inglés casi todos los días con canciones, películas, lecturas, etcétera, etcétera, yo lo veía como algo innecesario para mí. Y a Cami, por otro lado se le dan genial los idiomas, habla fluidamente el inglés, francés, italiano y algo de portugués. Además ya tiene experiencia porque su tía se mudó a Londres y ella pasó unas vacaciones allá. 

Entonces, la única que debía ponerse al día con unas cosas del inglés era yo. Además para poder continuar los estudios en EEUU hay que presentar algún tipo de prueba, esto es un requisito indispensable y para aprobar tienes que manejar cierto nivel en el dominio del idioma. 

Después de mi gratificante experiencia con los profes americanos de EXAM Madrid y clases súper intensivas con Cami y Sebas (donde también aprendí que uno nunca termina de conocer a los amigos hasta que intentan enseñarte inglés), los tres buscamos complementar mi aprendizaje y prepararnos para la prueba en una academia SAT en Madrid. El SAT es uno de los tipos de exámenes indispensables para comprobar tus habilidades en muchas áreas, básicamente todo lo que te enseñan en tu preparación académica previa a la universidad, pero todo en inglés.

Mientras tomaba el curso SAT en Madrid, seguí algunos consejos, los cuales me ayudaron como no me lo podía imaginar en ese momento. Al principio estaba tranquila porque había investigado y más o menos desde el 2016 no se estaba evaluando el vocabulario, sin embargo, cuando conversé con un amigo que ya había presentado el examen me aclaró esto. Lo cierto es que ya no hay que definir las palabras. Pero igual hay que manejar palabras de gran utilidad académica, son palabras que muy probablemente surjan en las lecturas de la universidad y de prueba en sí misma. 

Todo esto me puso muy nerviosa, yo apenas estaba comenzando a manejar el inglés y mi vocabulario la verdad es que era muy reducido aún. Todavía no estaba lista para presentar la prueba y me parecía espantoso estudiar una lista de palabras que podían tener ¡un sinfín de significados diferentes! O ¡muchas palabras con el mismo significado! Me calmé cuando recordé que tengo excelentes amigos que nunca me fallan, ellos me aconsejaron diferentes maneras de ampliar mi vocabulario en el SAT sin tener que estudiar una odiosa lista de palabras y en cambio estudiar de una forma divertida. Aquí dejo mis favoritas y las que me ayudaron a expandir mi vocabulario para presentar el examen del SAT en poco tiempo y de una forma totalmente diferente. Espero los ayude.

1. Grupos conversacionales

Existen diferentes redes sociales o plataformas donde podemos conversar con un grupo de personas, ya sean conocidas o no, sobre temas específicos. Esto nos ayuda, ya que las personas no siempre usan las palabras de la misma manera del diccionario, lo que nos brinda el toque de vernos inmersos en el contexto que puede faltar en una lista de palabras. Para muchos principiantes, lo digo por experiencia, resulta muy difícil atreverse a participar en charlas por temor a responder incorrectamente o de no entender a tiempo el mensaje de la otra persona. Sin embargo, el miedo hay que vencerlo y al final todo lo que hay que hacer es dar con el grupo adecuado para ti, con personas que estén al tanto del nivel de comprensión del inglés y que sea sobre un tema que te interese para que te sientas más identificado y puedas apasionarte para aprender más.

Yo, sin ánimos de hacer publicidad, les cuento que en mi momento descubrí una grupo de Facebook con personas en distintos niveles de aprendizaje y me funcionó genial, hay pequeños sub grupos por intereses y yo me uní a un grupo de personas con interés en la fotografía, es un tema muy actual que me encanta y algunas personas compartían su trabajo, lo que abría un espacio de nuevas conversaciones a partir de eso. ¡Inténtalo!

2. ¡Hasta los comics cuentan!

¿Sabes dónde puedes encontrar una gran cantidad de palabras por aprender sin lo negativo de aburrirte? ¡En los libros! A más de ellos leas, mayor cantidad de palabras que son nuevas para ti aprenderás, si utilizas el viejo confiable diccionario e incluso una página con definiciones, podrás saber su significado. El contexto también te puede decir mucho, pero a ver, tendrás que aplicarte un poco más y buscar la definición acorde al texto. Para esta actividad también contamos con algunas herramientas que nos ayudan a practicar el inglés como libros diseñados para aprender nuevo vocabulario, estos van especialmente dirigidos a nosotros: las personas que se dejan la vida (metafóricamente) estudiando para presentar el curso SAT en Madrid.

Los libros para aprender nuevo vocabulario para el SAT cuentan con definiciones de las palabras que aparecen en el texto. Alguno de los más recomendados son novelas de ficción como “The ring of McAllister” y “The Dropanchor Chronicles”. La intención es disfrutar de la actividad mientras aprendes, por eso hasta los comics cuentan para practicar la lectura en inglés y conocer palabras nuevas. Por lo normal los comics de DC y Marvel son muy leídos, pero también puedes probar con otros como Garfield, si los súper héroes no son lo tuyo.  

3. Palabras antes del desayuno

Esta idea se me ocurrió un domingo de esos en los que solo existen tres cosas en la vida: una pizza, el sofá y el televisor. Estaban dando en un canal muy conocido la película Alice in Wonderland, así que se me ocurrió que ya que Alicia pensaba en 6 imposibilidades antes de comenzar su día, yo podía seleccionar 3 palabras para aprender cada día antes del desayuno.

Esta actividad la nombré “palabras antes del desayuno”, no muy original, lo sé, pero es algo fácil y divertido, solo tienes que recordarlas y escribirlas en algún lugar y durante el día tratar de encontrar formas correctas de usarlas en tus conversaciones. Al principio solo las utilizaba en conversaciones con Sebas y Cami, pero después comencé a utilizarlas en las conversaciones del grupo de fotografía y me funcionó de maravilla porque también se convirtió en un reto para mí. Tenía que buscar y elegir las palabras, investigar la mayor cantidad de significados posibles y recordarlos.

4. Cadena de palabras

Otra forma divertida para practicar el vocabulario y animarte a tomar un curso SAT en Madrid, es con un juego de palabras. Este juego consiste en decir una palabra de la lista SAT y la siguiente tiene que comenzar con la misma letra que terminó la anterior, por eso lo llamo cadena de palabras, yo no lo inventé pero tampoco sé si tiene otro nombre.

Como un dato valioso les puedo asegurar que el juego es mucho más divertido con un grupo de amigos. Los grupos de Whatsapp tienen muchos beneficios, incluyendo que quedan genial como campo de batalla para este juego. Con Sebastián, Camila y otros amigos llegamos a jugar por tiempo, teníamos que ir diciendo las palabras en orden (cada quien tenía un turno) hasta que se completara el tiempo. Si alguien no cumplía, tenía que aceptar un pequeño reto, una motivación para estudiar con gusto.

5. Pelis, pelis, queridas pelis

Aunque suene raro para algunos, este consejo es muy popular, ver películas también es una forma de ayudarnos para ampliar nuestro vocabulario en el SAT. Lo ideal es afinar nuestro oído y fijarnos en esos términos que no son familiares para nosotros y buscar su significado. Estos son pequeños avances que también contribuyen a esta causa. Otra alternativa que se relaciona es la de escuchar y escribir las canciones que más nos gusten en inglés para mejorar tanto la gramática como el conocimiento de dichas palabras.

6. A la vieja escuela

Una forma sencilla, muy sencilla y que me recuerda a la casa de mis padres es utilizar imanes de letras para formar palabras, si, esos que se colocan en el refrigerador. Son tan tradicionales y no dependen de la tecnología pero son de gran utilidad. Esta práctica la utilicé para las palabras que se me hicieron más difíciles, esas que nunca recordaba bien cómo se escriben o que simplemente terminamos olvidándolas por completo.

La idea de esta práctica es tener presentes las palabras más difíciles y cada vez que vayas por algo de comer a espaldas de tu mamá o tu pareja, tengas que recordar que existen y pienses en ellas. 

7. ¿Videojuegos? ¿Seguro?

A veces subestimamos el poder de los videojuegos. Cuando estaba pequeña e iba de vacaciones a casa de mis primos tenía que ser una de ellos, es decir, solo pensaba en cómo vencerlos en los videojuegos (era la única niña y no podía dejar mal al género), era una gran responsabilidad pero no podía fallar. Pero más importante es que en estos juegos aprendí a usar estrategias y para cuando iba a presentar el examen SAT en Madrid recordé que mis primos aparte aprendieron inglés gracias a esos mismos juegos.

Aunque ciertamente no vamos a encontrar el vocabulario SAT en cualquier videojuego, actualmente existen muchos juegos y aplicaciones para móviles y computadoras para aprender vocabulario en inglés. Estos juegos tienen mucho texto, algunos como Inkle’s 80 para aprender palabras nuevas con frases sencillas.

En mi caso terminé descargando en mi móvil varios juegos de crucigramas y sopa de letras, donde en esta última buscaba el significado de las palabras desconocidas.

8. Más tecnología

Si, como podrán darse cuenta aprovecho las herramientas que nos brinda la tecnología porque para eso está, para ayudarnos en nuestras actividades. En este caso mi propósito fue encontrar una herramienta que se adaptara a mi deseo de ampliar el vocabulario, sin embargo, seguro hay una que se adapte a ti. Como ya mencioné es más fácil recordar las palabras si las encuentras en contexto. Muchas veces no recordamos la definición exacta de las palabras nuevas del vocabulario pero lo relacionamos con cosas que son familiares y eso nos ayuda. Para esto podemos usar alguna app que se enfoque en videos reales, noticias, música e incluso tráileres de películas para convertirlos en lecciones de idiomas.

Generalmente estas aplicaciones cuentan con distintos niveles que van de lo más básico para principiantes hasta aquellos que ya se acercan al hablante nativo. Estas plataformas proporcionan definiciones en contexto para cada palabra. Es muy parecido al ejercicio con las películas pero más orientado al aprendizaje y con la ventaja que todo está organizado por temáticas. 

Hay muchas otras formas de aprender el vocabulario inglés mientras tomamos los cursos SAT en Madrid y también quedan un montón de consejos, pero estos fueron los que más me ayudaron a mí antes de aprobar el examen. Recuerda que puedes conseguir una lista de “palabras SAT” para que vayas formando los ejercicios con esas palabras de utilidad académica. ¡Éxitos desde Estados Unidos!

Share this post

Comments (0)

    Leave a comment

    The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
    4 + 3 =
    Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.