Skip to main content
Ventajas de la educación presencial para aprender idiomas

En estos tiempos digitales en los que vivimos un auténtico furor con el aprendizaje online de idiomas. Por eso, ahora más que nunca vale la pena resaltar las ventajas de la educación presencial. Porque creemos que la formación en el aula aún tiene os aspectos que la hacen única y, diríamos, insustituible y así te lo explicamos en este post de Exam Madrid Academy.

Ventajas de la educación presencial

¿Por qué es tan buena la educación presencial es tan buena? Mucho tienen que ver las clases estructuradas, con horarios y un calendario prefijado. Otro punto muy a favor son las instalaciones bien equipadas y controladas que ofrecen un gran ambiente de aprendizaje.

Ya lo hemos mencionado de pasada, pero el hecho de contar con un horario de clases es una de las ventajas más apreciables de la formación presencial está en el hecho de someterse a una supervisión constante. Tienes tus horarios de clase programados, además de las fechas de exámenes, exposiciones y/o recogidas de trabajos. Con la formación online uno tiene que organizar su propio calendario y, reconozcámoslo, no todo el mundo tiene facilidad para crear su propio horario y seguirlo.

En una disciplina como el inglés, hablar es lo más importante y por mucho que avance la tecnología no es lo mismo practicar el oral por video conferencia que hacerlo cara a cara.

Seamos claro, aprender solo es aburrido. Estos beneficios puntúan doble cuando los estudiantes participan activamente en clase. La participación involucra a los estudiantes. Una buena pregunta puede despertar su interés, hacer que se preguntan por qué, llegar a pensar, y motivarles para hacer conexiones con el contenido. En general, la interacción de grupo mejora el aprendizaje. Los estudiantes aprenden unos de otros, así como del profesor.

Por último, no olvidemos que el ambiente de la clase proporciona la importante “toque humano”, que a menudo falta en la formación de base tecnológica. También da un sentido de pertenencia a un grupo, lo que puede mejorar el aprendizaje. Está comprobado que uno aprende mejor cuando tiene otros compañeros con los que compararse o incluso competir.

Por otro lado no cabe duda que la formación en el aula no solo es buena para el aprendizaje, sino también para mejorar las habilidades sociales.

Las ventajas de la educación presencial son innegables, lo que no quita que la educación online también tenga las suyas (o en ocasiones sea el único método posible para gente con poco tiempo). Puede que lo ideal sea una aproximación mixta con clases presenciales que se complementen con el uso de recursos online.

Y tú, ¿qué puntos de la educación presencial destacarías?

Share this post

Comments (0)